12 julio 2014 Entretenimiento

Luna, lunera cascabelera

Más allá de la poesía creada por un autor, a la que se le ha dedicado arte, tiempo y cariño, existen las rimas populares, aquellas que, como los cuentos anónimos, se han ido transmitiendo de generación en generación a través de los juegos infantiles. Son esas pequeñas obras literarias llenas de candor que repetimos, una y otra vez, a menudo sin saber muy bien de dónde vienen.

Y ahí es donde está la magia de esa literatura a la que, a menudo, no prestamos demasiada atención, buscando los grandes boatos y brillantez de los autores reconocidos, olvidando que entre la sabiduría popular también tenemos grandes obras literarias con las que divertirnos y disfrutar de los días de ocio.

A los niños les encantan estos juegos de palabras que, la mayoría de las veces les inculcan las abuelas, así que vamos a dejaros algunas, de aquellas que todavía sobreviven en nuestra memoria y que siguen siendo conocidas, y reconocidas, por los niños de una forma muy especial. Hoy os dejo con una que, seguro, la habéis recitado alguna vez y, posiblemente, vosotros tenéis vuestra propia versión. Porque ¿quién no le ha cantado alguna vez a la luna?

LUNA, LUNERA

Luna, lunera,
cascabelera,
debajo de la cama
tienes la cena.
Luna, lunera,
cascabelera,
cinco pollitos
y una ternera.
Luna, lunera,
cascabelera,
salió Periquillo
tocando el flautillo.
Salió su mujer
tocando el rabel.
Salió Caraballo
montando a caballo.
Salió una muchacha
soltando la plancha.
Luna, lunera,
cascabelera,
debajo de la cama
tienes la cena.

Foto | Taringa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *