La sensibilidad en los niños

La sensibilidad en los niños

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    22 julio 2017     Sin comentarios     2 minutos

Los niños que tiene mayor sensibilidad son fáciles de reconocer, se los puede ver afectuosos, que disfrutan del contacto con otras personas.

Los niños que tiene mayor sensibilidad son fáciles de reconocer, se los puede ver afectuosos, que disfrutan del contacto con otras personas. Además, se caracterizan por responder con mayor sensibilidad a los gestos de las otras personas, a pesar de que se pueden llegar a sentir heridos.

Se vinculan con mayor facilidad a los aromas, colores, músicas, disfrutan de cada momento en la vida cotidiana.

Necesidades de los niños sensibles

Para los niños sensibles es muy importante sentirse queridos y valorados. Necesitan mucho del amor de sus padres y llegan a ser muy disciplinados al sentir su enfado. Por sus características, llegan a ser niños menos agresivos con sus pares y les puede resultar más difícil defenderse, al sentirse heridos podrán quedar inmovilizados y no podrán responder con facilidad.

Para los niños sensibles es muy importante sentirse queridos y valorados.

Son personas que se presentan hipersensibles al juicio social, si llegaran a tener un rechazo social lo podrán vivir de una manera muy intensa. Ellos pueden ver y predecir el rechazo de otras personas con solo fijarse en su lenguaje corporal, analizando de manera casi instintiva la postura que toma el cuerpo.

Los padres podrán ayudarlos mediante la estimulación de la comunicación asertiva, poner límites a las relaciones sociales y enseñarles que decir ‘no’ no tiene nada de malo. También podrán ayudarlos a desdramatizar los problemas o diferentes situaciones para no hacer de cosas simples una tragedia.

Fomentar la autoconfianza y la seguridad en los niños sensibles es muy importante, se tendrán que estimular para animarse a expresar sus ideas u opiniones con total naturalidad.

Los niños sensibles deberá evitar colocarse en situaciones que no podrán manejar o que se excedan a sus habilidades. Tampoco es conveniente que los adultos los corrijan en público o frente a sus amigos ya que se podrán sentir avergonzado, es necesario que los niños se sienta valiosos por lo que hacen y por su forma de ser.

Pueden sufrir mucho si se sienten criticados, cuando se les habla en voz alta o fuerte, o si se sienten que se encuentran en ambientes donde las peleas se presentan injustamente.

Los padres deberemos aprender a reconocer a los niños sensibles, apuntalar sus puntos débiles y fortalecer aun más los fuertes, enfocarse en las necesidades reales. Ayudarlos a que se puedan expresar y contar cómo se siente y lo que necesitan. Al hacerlo se sentirán mucho mejor. Si no llegan a expresarse o se sienten criticados sienten a exagerar sus dolores.

Vía | Educapeques
Foto | Pixabay – Ledainhan


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.