15 diciembre 2011 Salud

Micropsia y macropsia
Todos conocemos la historia de Alicia en el País de las Maravillas y la parte en que bebe algo y se hace pequeñita o come y se hace inmensa. El autor, Lewis Carroll, podría haberse basado en un trastorno neurológico que afecta a la percepción visual y que podría haber sufrido él mismo. Los síntomas son tan similares a estos episodios de la historia, que el trastorno toma el nombre del libro, Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas.

Había oído hablar de esta dolencia pero no pensé que también afectara a los niños. Al ver hoy un artículo en Muy Interesante sobre el tema, he visto en los comentarios que sí les afecta y que en muchos casos los padres lo toman por invenciones, llamadas de atención o simple imaginación. Pero, los niños lo pueden estar pasando muy mal, por lo que es imortante que sepamos que esto existe.

El Síndrome de Alicia, suele estar asociado con la migraña recurrente y en algunos casos con epilepsia o con la enfermedad del beso. En muy raras ocasiones es un síntoma aislado. Los pacientes sienten que su propio cuerpo o los objetos que les rodean, cambian de tamaño. Si lo que notan es que se agrandan el trastorno se llama macropsia. En caso contrario, si piensan que ellos encogen o que lo hace la habitación, se llama micropsia.

Lo que les sucede a los pacientes es un problema transitorio de percepción, no de vista, del que son conscientes. Aún se desconoce si hay algún área cerebral asociada con los episodios pero se ha visto una disminución del riego sanguíneo en las proximidades del tracto visual y córtex asociado. No hay tratamiento conocido, pero es más frecuente si el paciente está a oscuras, o casi, y su cerebro no tiene referencias visuales.

La micropsia aparece frecuentemente en niños pequeños, por lo que si tu peque te cuenta algo así, escúchale con atención y coméntaselo al pediatra. Pero no habría que dar por supuesto que es su imaginación.

Vía | Muy Interesante
Foto | Madres en la red

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *