16 junio 2017 Psicología, Salud

obesidad y depresion infantil

Uno de los graves problemas de la sociedad actual, en los países desarrollados, y que trae de cabeza a los profesionales sanitarios, es el importante aumento del sobrepeso y la obesidad en la población infantil. Los malos hábitos alimentarios, la falta de ejercicio y el sedentarismo, son sólo algunos de los motivos que han influido en este preocupante ascenso. Por eso no es de extrañar que se intenten buscar motivos o soluciones para paliar lo que se considera ya una pandemia.

Es importante saber que, además de los problemas físicos que puede acarrear un niño con sobrepeso, también existen los problemas psicológicos, especialmente cuando se convierten en el centro de todas las burlas, llegando a ser niños acosados. Es así como los expertos asocian el exceso de peso infantil con el aumento de la depresión. De igual modo que la depresión también puede llevar a aumentar de peso de forma exagerada.

Obesidad y depresión, la pescadilla que se muerde la cola

Según los datos extraídos de distintos informes médicos, el riesgo de padecer depresión para las personas con sobrepeso es del 55 por ciento. Mientras que el riesgo de padecer sobrepeso para las personas depresivas es del 58 por ciento. Como el famoso dicho de “¿Qué fue antes, la gallina o el huevo?”, aquí nos encontramos con dos males que van asociados con tanta frecuencia que es difícil saber quien lleva a quien.

Según un estudio realizado en Europa sobre la obesidad y el sobrepeso, España ocupa el segundo lugar detrás de Reino Unido. Según las cifras, el 17 por ciento de los españoles son obesos, mientras que el 53,7 por ciento padece sobrepeso.

Si tomamos estas cifras por zonas, el lugar más preocupante para este gran mal lo encontramos en Canarias. Si en España la cifra de niños obesos es del 26 por ciento, en las islas llega hasta el 44 por ciento. De hecho, y según datos de las organizaciones europeas de la salud, Canarias es el lugar con más índice de obesidad mórbida de toda Europa.

malos habitos alimentarios

Más problemas psicológicos para los niños obesos

Sufrir obesidad o sobrepeso durante la infancia suele llevar asociados problemas psicológicos como la tristeza, la ansiedad o el aislamiento social, por eso es importante que estemos atentos a esos signos que puede presentar el niño, ya sea porque la depresión le lleva a comer de forma desaforada o los kilos de más le llevan a la tristeza. En cualquier caso es importante pedir asesoramiento, mejorar los hábitos alimenticios y no dejar que el tiempo de ocio se convierta en horas perdidas frente al televisor.

Vía | Cuatro
Fotos | Su médico y Telemundo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *