15 marzo 2017 Alimentación

Tendremos que evitar le exceso de azucar y de edulcorante

Sabemos que el exceso de azúcar no es bueno para la salud de nuestros niños, pero ¿qué sucede con el uso de los edulcorantes? Muchos alimentos que consumen a diario los peques ya tienen, en su composición, edulcorantes artificiales, esto nos lleva a pensar acerca de sus beneficios y sus aspectos negativos.

Un punto muy importante que siempre tenemos que tener presente es prestar atención en la cantidad y calidad de cosas que se consumen a diario. Distintos estudios permitieron saber que un exceso en el consumo de azúcar se relaciona de manera directa con la obesidad, ya que podrá incentivar a la acumulación de la grasa corporal.

Además, el azúcar es muy mala para mantener la salud bucal, vinculándose de manera directa con el desarrollo de las caries dentales.

Existen distintos tipos de edulcorantes, todos ellos han sido estudiados con el fin de verificar si son buenos o no para la salud.

Como alternativa al azúcar encontramos a los edulcorantes artificiales, unas sustancias químicas que brindarán menos calorías sin perder el poder de endulzar los alimentos, se requiere una cantidad muy pequeña para conseguir un sabor agradable.

En ocasiones cuando se habla de edulcorantes artificiales se puede generar una confusión, estos edulcorantes son diferentes a los alcoholes de azúcar. Son dos tipos diferentes de sustitutos del azúcar. La mayor diferencia entre ambos son las calorías, los edulcorantes artificiales no tienen calorías y los denominados alcoholes de azúcar tienen cierta cantidad de calorías.

Existen distintos tipos de edulcorantes, todos ellos han sido estudiados con el fin de verificar si son buenos o no para la salud, pero las dosis diarias no son las mismas, la Ingesta Diaria Admisible (IDA) es diferente dependiendo de cada edulcorante y del peso de la persona que lo consuma. En el caso de los niños se puede pasar rápidamente la dosis diaria recomendada, por eso hay que administrarlo muy bien.

Si los niños consumen alimentos light seguramente superarán la dosis diaria recomendada de edulcorantes, por eso se tiene que tener cuidado de los excesos, moderando al máximo la ingesta y variando con otros productos que no los contengan.

Tampoco se deberán exceder en el consumo de alimentos endulzados con azúcar para evitar el sobrepeso. En todos los casos la mejor opción para alimentar a nuestros niños es mediante el consumo de los productos sanos como los zumos de frutas naturales (sin azúcar ni edulcorante) y frutas.

Algunos profesionales consideran que no es necesario darle a los niños productos endulzados con edulcorantes artificiales ya que pueden requerir más calorías y nutrientes para poder llegar a un correcto desarrollo y al mejor crecimiento. Pero también es cierto que los edulcorantes podrían permitir un control de la obesidad. Un buen punto es llevar una dieta adecuada e incrementar la actividad física evitando la comida artificial. Pensemos que durante la infancia los niños desarrollarán los hábitos y las costumbres de alimentación que acompañaran toda su vida.

Vía | Revista carrusel
Foto | Pixabay – Morits320

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *