16 octubre 2016 Actualidad, Crecimiento, Salud

niños con TDAH

A partir del domingo entramos en la IX Semana Europea del TDAH que celebran las asociaciones de la FEAADAH (Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad) con el patrocinio de ADHD Europe. La cita tiene lugar del 16 al 23 de octubre y en ese período las distintas asociaciones pondrán en marcha una serie de actividades para informar y sensibilizar sobre esta patología.

Con motivo de esta cita, queremos poner nuestro granito de arena ante este complejo trastorno, muchas veces incomprendido. Según datos de la FEAADAH, esta patología la sufren entre un 2% y un 5% de la población infantil.

El primer paso indican desde esta federación es acudir a los profesionales y especialistas en esta patología para que puedan realizar un diagnóstico y un tratamiento. De manera paralela, es necesario buscar asesoramiento para establecer una buena comunicación con el colegio que ayude al aprendizaje. Es clave que haya un trabajo conjunto entre la familia, el colegio y los especialistas.

Pautas para padres y profesores

Teniendo en cuenta la importancia del colegio en el día a día de los niños que sufren TDAH, también queremos recopilar unos consejos que ha elaborado el equipo de psicopedagogos de la conocida marca de cuadernos Rubio. Sobre todo, ahora que estamos al comienzo del nuevo curso, creemos que pueden ser muy útiles para todos aquellos padres y profesores que tengan que enfrentarse al TDAH:

1. Crear unas correctas pautas de trabajo. Esto hará que los peques con TDAH se sientan más cómodos a la hora de empezar una nueva tarea.
2. Dar instrucciones claras y sencillas, y anotarlas. Así les ayudaremos a recordar todo lo que se espera de ellos
3. Preparar un horario vistoso con ellos. Les servirá para organizarse y llevarlo todo al día. También se pueden utilizar colores para diferenciar las tareas.
4. Contar con cuadernos de diferentes colores para cada asignatura. Los colores les ayudan a organizar la mente y recordar dónde está el material que necesitan.
5. Explicarles qué queremos que aprendan y cómo queremos que se comporten. Cuanto más claros seamos en la asignación de tareas, más facilidades les daremos para que puedan alcanzar sus objetivos.
6. Necesitan moverse. Se les pueden encargar tareas de ayuda en el aula, por ejemplo, para que puedan descargar toda su energía y, así, evitar conductas disruptivas.
7. Destacar los puntos clave con rotuladores y subrayadores de colores.
8. Sentarles en primera fila beneficia su atención.
9. Reforzar sus logros. Es importante celebrar su conducta positiva y su progreso.
10. Usar rincones de aprendizaje en el aula.
11. Usar materiales audiovisuales. Los vídeos y fotografías atraerán su interés y potenciarán su creatividad.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *