26 julio 2015 Actualidad, Entretenimiento

TriNa analiza la diversión en familia con un interesante estudio

La pregunta ¿A qué dedican el tiempo libre las familias con niños? tiene respuesta en el “Estudio TriNa de la diversión en familia” en el que se han analizado las respuestas de 2.996 personas, la mitad padres y la otra mitad niños entre 6 y 12 años. El estudio realizado por TriNa con el asesoramiento del Dr. en Psicología y
Pedagogo Terapeuta Javier Urra y, la plataforma Gestionando Hijos, puede ayudarnos a planificar mejor el tiempo de ocio con nuestros niños y tratar de utilizarlo para algo que satisfaga a toda la familia.

Un dato del estudio me ha llamado mucho la atención: el 63 por ciento de los niños querrían pasar más tiempo con sus padres, pero solo al 23 por ciento de los padres les gustaría pasar más tiempo con sus hijos. Debo vivir en otro mundo, en el que todo el tiempo con los hijos se hace poco, aunque sea para terminar hasta el moño unos de otros. Un dato para reflexionar, ¿consideran esos padres el juego como una carga?. También dan que pensar otros datos que da esta encuesta.

Según el estudio las actividades que más hacen las familias españolas con niños entre 6 y 12 años son: ver pelis en casa (64%), cenas especiales en casa el viernes por la noche (48%), leer juntos (45%) y colorear o hacer manualidades (35%). Sin embargo muy pocas de estas actividades están entre los planes favoritos de padres e hijos. Las familias consideran que ir a parques de atracciones, ver pelis en casa, ir a la piscina, merendar fuera, ir al cine o a conciertos y salir de excursión o acampada, es lo más divertido que pueden hacer juntos. Los motivos para no hacerlas son económicos, el uso de dispositivos electrónicos, las extraescolares de los niños y, las obligaciones diarias.

Al separar los grupos se notan algunas diferencias significativas. Los planes que prefieren los padres son los que más aburren a los hijos: visitar museos, ir de compras y leer juntos. Los niños prefieren salir a cenar o merendar, ir a la piscina, a fiestas populares, al zoo o una granja con animales o, jugando con la consola. Otra importante diferencia la encontramos en el deporte, los padres prefieren verlos con los hijos y estos practicarlos con sus padres.

El estudio de TriNa también arroja diferencias entre padres y madres, niños y niñas en cuanto a sus preferencias para el tiempo de ocio. Las niñas prefieren las actividades culturales y creativas y los niños las de acción y deportivas. Las mamás son más de piscina, peli en casa, y salidas en familia y, los padres se decantan por ver o practicar deporte, montar construcciones, coches o muñecas.

Somos diferentes, es obvio que cada uno tenemos nuestro gusto personal, por lo que tendríamos que sentarnos a planificar el escaso tiempo que podemos compartir juntos. Sobre esto Javier Urra hace una recomendación: deberíamos de plantearnos prioridades, desde las horas que dedicamos al trabajo, al número de actividades extraescolares en que se incluye a los hijos.”

Viendo las actividades que prefieren hacer los padres, entiendo que no las eligen por ser las más divertidas sino por ser las que más aportan a los hijos. Tratar de aprovechar el tiempo juntos para ampliar nuestra cultura me parece ideal, pero desde mi personal punto de vista la diversión debe ocupar un lugar destacado.

Termino con otro comentario del Dr. Urra

El ocio compartido nos permite disfrutar juntos y es un magnífico nexo de unión. Sin él, solo queda el contacto estricto, que se vive con subjetividad y descontento. En el ocio, descubrimos y nos descubrimos. Aprender de los hijos y disfrutar de los padres difumina los conflictos que son propios de esta relación. Esta sociedad, tiene muchos tiempos para dedicar al ocio, y cuando padres e hijos los comparten, los convierten en momentos de relación y de conocimiento mutuo.

Vía | TriNa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *