27 agosto 2010 Crecimiento

trucos para enseñar a tu niño a que se vista solo

Ya vimos, hace unos días, como una de las fases importantes para que nuestro niño adquiera más autonomía es enseñarle a vestirse solo. Ya dijimos que, lo principal, es que en él exista una predisposición a aprender y, en nosotras, grandes dosis de paciencia. Pero para que esta tarea no resulte un verdadero calvario y a fin de hacérselo mucho más fácil y llevadero, podemos utilizar pequeños trucos que nos van a ayudar a conseguirlo sin grandes esfuerzos.

Primero debemos elegir prendas cómodas. Mejor el velcro que los cordones, botones o cremalleras. También es buena idea que sus camisetas lleven un dibujo en la parte delantera, de este modo distinguirán, rápidamente, la parte delantera de la trasera y el derecho del revés. Más adelante ya iremos introduciendo nuevas formas de detectar estas diferencias: etiquetas siempre hacia atrás igual que los bolsillos grandes de los pantalones y faldas.

Es preferible que sus camisetas lleven cuello de pico o redondo que aquellas de cuello vuelto que les resulta tan difícil de ponérselas. Los calcetines también siempre con el talón para que sepan en que dirección van. Los leotardos les resultan muy difíciles de poner, así que es preferible que los cambies por medias hasta la rodilla o medio muslo. Mejor que los petos, faldas o pantalones con la cintura elástica que también les van a ser más sencillos a la hora de ir al baño.

A fin de ayudarles a conseguir su gran logro podemos ofrecerles pequeñas tareas que les van a servir como aliciente, al principio les va a resultar complicado pero, con tranquilidad y ánimo, seguro que lo consiguen sin demasiada dificultad. Algunas pueden ser:

  • Enseñarse a abrochar y desabrochar botones con una prenda tuya antigua y, si puede ser, que el botón sea de tamaño grande. Generalmente los abrigos los llevan de buenas dimensiones.
  • Subir y bajar la cremallera. Lo pueden practicar con un cojín que tengas por casa y que no te resulte demasiado valioso.
  • Zapato derecho y zapato izquierdo. Un truco divertido y muy útil puede ser la de pintar media cara en cada uno de ellos con un rotulador permanente. De este modo, al juntar los zapatos de modo correcto se ve la cara completa.
  • Para ponerse el abrigo o la chaqueta existe un truco de lo más útil. Ponemos la prenda en el suelo, boca arriba, con el cuello pegado a sus pies. Ahora debe arrodillarse y meter los brazos por las mangas, ahora se pone de pie al mismo tiempo que pasa la prenda por encima de su cabeza, levantando los brazos.
  • Para atarse los cordones podemos ofrecerle tiras de lana para que aprendan a hacer nudos y lazos.

Vía | Crecer Feliz
Dibujo | Editorial Juventud

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *