18 febrero 2017 Actualidad

UNICEF-Filippov-2017

Después de tres años de conflicto en Ucrania, las cifras que proporciona UNICEF son terribles. Actualmente, un millón de niños necesita asistencia humanitaria urgente en este país, casi el doble que el pasado año – 420.000 niños más. Este aumento se debe a los constantes combates y al deterioro de las condiciones de vida de la población en esta zona.

Recordemos que 1,7 millones de personas de esta región están desplazadas, muchas familias han perdido ingresos, beneficios sociales o atención sanitaria, mientras que los precios han subido significativamente. Es más, 740 escuelas, una de cada cinco, ha sido dañada o destruida.

La situación que viven diariamente los niños es realmente grave. Muchos han tenido que dejar sus hogares o no tienen acceso a servicios básicos como calefacción o agua. Especialmente dura es la que sufren los 200.000 niños que viven en un radio de 15 km a ambos lados de la línea de contacto donde los combates son más intensos.

En ella, unos 19.000 pequeños deben enfrentarse al peligro de las minas y los artefactos explosivos sin detonar y cerca de 12.000 viven en poblaciones que sufren bombardeos al menos una vez al mes. Toda esta situación crea en los niños pesadillas, agresividad, pánico y aislamiento social.

UNICEF exige a los bandos implicados en el conflicto que se comprometan y cumplan con el alto el fuego firmado en Minsk en agosto de 2015, que respeten el Derecho Internacional Humanitario y que permitan el acceso humanitario ilimitado.

La organización también ha hecho un llamamiento para recaudar fondos con los que poder ofrecer ayuda humanitaria en la zona y mejorar estas condiciones tan complicadas para los niños y sus familias con apoyo sanitario y nutricional, educación, agua potable, higiene y saneamiento y protección.

Foto | UNICEF

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *