17 septiembre 2010 Crecimiento, Opinión

Ventajas que tienen los niños al vivir en la ciudad
Hace sólo unos días reflexionamos en el blog sobre los aspectos positivos de la vida del pueblo, sin embargo, hoy analizaremos qué aspectos favorables tiene el hecho de vivir en una ciudad. Especialmente, para las familias que tienen niños pequeños. A nivel educativo, los padres tienen más variedad de oferta de colegios donde poder elegir puesto que normalmente en un pueblo pequeño sólo existe una escuela.

Por tanto, en una ciudad existe la opción de apostar por la educación pública o la educación privada. Además, en una ciudad los niños no sólo pueden tener su tiempo ocupado por la mañana en el colegio sino que también existen más opciones en relación con centros de actividades extraescolares, realización de deportes o también, algunos niños pueden asistir al conservatorio para aprender un instrumento o estudiar solfeo.


De este modo, los niños pueden hacer amistades en ámbitos diferentes, es decir, no sólo en el colegio. Esto favorece el desarrollo de sus habilidades sociales y su capacidad de adaptarse a situaciones distintas.

En relación con el tiempo de ocio, los niños que viven en la ciudad pueden disfrutar de las novedades de la cartelera infantil durante el fin de semana. Pero además, una gran ciudad siempre ofrece una amplia variedad de cursos y actos culturales totalmente gratuitos para el gran público. Un privilegio que no tienen los niños que viven en un pueblo donde el efecto de la rutina es más intenso.

Además, los padres de niños pequeños también tienen algunas ventajas de tipo económico puesto que en la ciudad al haber más competencia en relación con la venta, siempre existen más opciones de encontrar mejores ofertas en relación con los libros, la ropa y juguetes. Algo que se agradece especialmente, en el mes de septiembre al comenzar el cole.

Foto | Diario Ya

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *