24 septiembre 2010 Entretenimiento, Psicología

El viernes es un día especial para los niños
Durante las vacaciones de verano los niños tienen una noción distorsionada del tiempo en tanto que un lunes implica el mismo descanso que un miércoles. Sin embargo, con la llegada del curso académico la percepción de los días de la semana cambia. En este sentido, el viernes es un día muy especial para los más pequeños de la casa puesto que el fin de semana está por delante para disfrutar del tiempo de ocio y descansar.

De hecho, los niños afrontan la jornada escolar con más ilusión que un lunes cuando vuelven con cierta tristeza por haber dejado atrás el fin de semana. Tras una semana de estudio los niños necesitan un respiro y un descanso, por tanto, el viernes por la tarde debería ser el momento ideal para hacer un plan especial con los más pequeños de la casa.


A ser posible, es recomendable que los niños no tengan ninguna actividad extraescolar el viernes por la tarde. Del mismo modo, tampoco deberían hacer nada de tarea. El momento ideal para hacer los deberes es el sábado por la mañana.

Los niños pueden irse a dormir más tarde la noche del viernes, por tanto, pueden disfrutar de su programa favorito en la tele ya que no tienen que madrugar el sábado. Pero el viernes también es una buena oportunidad para dar un paseo con los niños al salir del colegio y disfrutar del buen tiempo otoñal. El tiempo de descanso se valora mucho más gracias al trabajo del calendario escolar.

Foto | Sandrakalandraka

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *