1 septiembre 2016 Educación

habitos saludables vuelta al cole

Ahora sí que ha terminado agosto con sus vacaciones, tiempo de ocio y, en la mayoría de los casos, desmadre de horarios, sueño e, incluso, alimentación. Ya quedan sólo unos pocos días para la vuelta al cole, así que tendremos que ir acostumbrándonos, de nuevo, a la rutina.

Volver al cole significa, además de retomar los estudios, volver a unos hábitos saludables en los que los padres tenemos mucho que ver. Por eso si desde el principio ya empezamos a hacerlos habituales en la vida del niño, mejor que mejor. El ejercicio físico, la alimentación, el descanso y los ratos de ocio, deben seguir ciertas pautas pero ¿sabes cuáles?

La alimentación, pilar fundamental

Seguramente durante las vacaciones se han cambiado algunos hábitos en la alimentación de nuestros niños: demasiados helados, desayunos que no se han cumplido porque nos hemos levantado tarde o cenas demasiado copiosas con la visita a algún restaurante de moda. Para los malos hábitos los niños siempre están dispuestos, así que ahora te tocará hacerles entender que vamos a seguir un orden con el fin de encontrarnos mucho mejor y cuidar nuestra salud.

Es importante que los niños vayan al cole bien desayunados. Recuerda también prepararles un buen almuerzo para el recreo y, en el caso de que merienden en el cole. Evita la bollería industrial, zumos preparados y refrescos. Si comen allí, generalmente, los menús están bien controlados, pero asegúrate que se lo comen todo. Para las cenas, mejor, si son ligeras y con la presencia de verduras, pescados o carnes (siempre equilibrando con el menú que hayan tomado a mediodía).

Ejercicio a diario

Hacer todos los días, al menos, una hora de ejercicio es fundamental para que crezcan fuertes y bien preparados. Una de las asignaturas del colegio es Educación Física pero no se suele realizar a diario, por eso sería beneficioso que le animaras a que se apuntara a algún deporte en horas extraescolares.

Dale a elegir y que sea él el que se decida por aquel que más le guste, a menudo los padres nos empeñamos en que sigan nuestros gustos y, lo único que conseguimos, es que acaben aborreciendo el deporte en general. Una o dos horas al día de ejercicio le vendrá fenomenal.

habitos vuelta cole

Dormir bien y las horas suficientes

Ya se ha acabado el tiempo de trasnochar. Durante las vacaciones es normal que los niños se acuesten más tarde viendo la televisión, paseando al aire libre o disfrutando de la compañía de la familia o los vecinos; también es normal que se levanten más tarde, duerman siesta o vayan un poco con el sueño a cuestas si andamos viajando y con ganas de disfrutar del turismo. Pero ahora debemos ceñirnos al horario que nos impone el colegio.

Los niños deben dormir entre 9 y 11 horas como mínimo, aunque siempre dependerá de la edad y de las características de cada pequeño. Es importante que les vayamos animando a irse antes a la cama y, de forma paulatina, hasta que empiecen las clases en serio, despertarlo a horas más tempranas, así se irán acostumbrando y les costará menos llegado el día de la vuelta al cole. No olvidar que el descanso, y el sueño, facilitan el aprendizaje.

Seguir ofreciéndoles tiempo para el ocio

Muchos padres se equivocan cuando, iniciado el tiempo escolar, los niños se ven totalmente “encorsetados” en un horario totalmente laboral. Colegio, deberes escolares, clases extraescolares, deporte… Jornadas que, a mi parecer, resultan totalmente abusivas que apenas dejan tiempo para que el niño se divierta, juegue o, incluso, se aburra.

Salir al parque para jugar con otros niños, su ratito de videojuegos o de ver televisión, hacer un puzzle o imaginar que es un valiente explorador, son parte fundamental del crecimiento de nuestros niños, por eso debemos ofrecerles un espacio en el tiempo del día a día para que lo sigan desarrollando.

Fotos | Pixabay

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *