31 julio 2015 Actualidad, Salud

Zion Harvey

Los avances de la ciencia médica están resultando espectaculares, y casi milagrosos, en los últimos años. Problemas de salud que creíamos insalvables, están consiguiendo ser superados gracias al tesón, la paciencia y los infinitos conocimientos de una serie de profesionales que siguen, ante todo, amando su profesión y poniéndola al servicio de sus semejantes.

Y para muestra sólo nos basta la noticia que hemos recibido estos días: el éxito del trasplante de las dos manos a un niño de 8 años en Estados Unidos, convirtiéndose en el receptor más joven de manos, algo que sólo estaba considerado en adultos. Un gran hito para la medicina y, sobre todo, una fuente de felicidad para este pequeño.

Zion Harvey ha pasado más de la mitad de su vida sin manos ni pies debido a una grave infección que le abocó a tener que amputárselos. Debido a esta infección, también le tuvieron que extirpar un riñón pudiéndole servir el de su propia madre. Pero aunque lograron colocarle unas prótesis en los pies para que pudiera llevar a cabo la mayoría de actividades propias de su infancia, todavía le quedaban las manos, una ausencia que intentaba suplir de la mejor forma y con el más limpio de los humores.

Esta importante operación se realizó a principios de julio en el hospital infantil de Filadelfia, en Estados Unidos. Durante diez horas y con la intervención de más de 40 profesionales médicos, Zion estuvo a merced de un, casi, milagro cuyos resultados se desconocían. Después de varias semanas el éxito ya es palpable, Zion puede mover sus dedos, y aunque todavía necesitará un tiempo de rehabilitación, ya puede asegurar que ha conseguido su sueño.

Vía | Euronews
Foto | Infonews

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *