26 junio 2013 Compras, Juguetes y juegos

Dibujos que se hacen juguetes
La imaginación de los niños no tiene límites, especialmente cuando toman un lápiz y se dedican a mostrar al mundo todo aquello que llevan guardado en su incipiente memoria. Figuras horrorosas, simpáticos animales que vuelan y hablan o personajes maravillosos de cuentos que en nada se parecen a la idea que podemos tener de los idílicos príncipes. El caso es que ellos se sientan con ganas de expresar todo aquello que les pasa por su mente y que, encima, reciban el reconocimiento de los adultos.

Por eso, pensando en lo importante que son para ellos sus creaciones, una empresa estadounidense se está dedicando a transformar todos esos dibujos en auténticos peluches. Por extraños que parezcan, inverosímiles o descabalados, estos creativos utilizan el potencial imaginativo de los pequeños para confeccionarles un divertido muñeco que les hará entender que todo lo que imaginamos puede ser posible.

“Child’s Own Studio” nació de un papá muy habilidoso y un niño muy imaginativo. De este modo un día se le ocurrió que aquellas figuras que el niño creaba sobre el papel, podían tener una forma más solida, con más cuerpo, de este modo se convertirían en inolvidables y originales muñecos que le podían acompañar durante toda la vida. De su taller artesanal ya han salido más de 200 muñecos, todos diferentes, destinados a esos niños que han querido disfrutar de su juguete blandito.

Aunque el taller lo tiene en Estados Unidos, recibe y envía sus pedidos desde todas las partes del mundo. Utiliza materiales de primera calidad con telas brillantes y todo lujo de detalles. Además el relleno, como el de los peluches, lo hace especialmente agradable.

Vía | Hola
Página Oficial | Child’s Own Studio

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *