11 diciembre 2010 Salud

Epistaxis, al niño le sangra la nariz
Que a un niño le sangre la nariz no es algo raro, de hecho es bastante frecuente entre los 2 y los 10 años. A esta hemorragia o goteo se le llama epistaxis. La nariz tiene muchos vasos sanguíneos pequeños, que se pueden romper con facilidad y provocan la salida de la sangre. Suele ser muy aparatoso pero no tiene, generalmente, mayor importancia.

Los motivos por los que puede sangrar la nariz a un niño son muchos, un pequeño golpe, un catarro, el ambiente muy seco, tocarse o hurgarse la nariz, sonarse con mucha fuerza y el uso de algunos descongestionantes. Rara vez se debe a una enfermedad como un problema de coagulación o hipertensión. Lo primero que debemos hacer si al niño le sangra la nariz es estar tranquilos, si no ha sido un golpe fuerte que puede haber provocado una lesión no hay que acudir al médico.

Con el niño sentado o de pie, presiona las aletas de la nariz (la parte blandita) durante 5 minutos de reloj sin soltar para mirar si para o no. Pasado ese tiempo suelta y comprueba si ha parado. Si sigue, vuelve a presionar durante otros 5-10 minutos. Lo normal es que en media hora esté cortada la hemorragia. Si continúa, tendrás que buscar ayuda médica para que cautericen la venita que ocasiona el sangrado.

Meter un algodón u otra cosa puede ser peligroso si el niño es pequeño porque podría empujarlo hacia dentro. Además al quitarlo podemos levantar la costra que se ha formado y volverá a gotear sangre. Durante un par de días el niño deberá evitar sonarse fuerte o hacer deportes de contacto, para permitir a la heridita cicatrizar del todo.

Consulta con tu pediatra si tu hijo tiene epistaxis frecuente o si esta coincide con la toma de algún medicamento. Procura que el ambiente no sea muy seco en las habitaciones de los niños utilizando humidificadores, especialmente en invierno cuando uses la calefacción.

Foto | DiFuRec
Más información | AEPap

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Buscar la posición más cómoda para el periodo de expulsión 24 febrero 2011
  2. Costra láctea, unas escamas que no provocan molestias 17 marzo 2011
  3. Sangrado nasal en los niños ¿cómo debemos actuar? 17 febrero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *