4 enero 2016 Otros

Cabalgata Reyes Magos

Desde que hace 3 años un niño de seis años muriera atropellado por una carroza de los Reyes Magos en Málaga, los organizadores del evento más esperado por nuestros hijos, prestan más atención a las medidas de seguridad durante la trayectoria. En Civitas informan sobre un decálogo de la Federación Española de Municipios y Provincias orientado precisamente a la Seguridad; sus destinatarias son las entidades organizadoras, y se ha incluido un apartado de concienciación, para que se tenga en cuenta la difusión a los ciudadanos de los ‘riesgos inherentes’ a cualquier espectáculo de estas características.

Se pide que las familias reciban insistentemente mensajes para que los niños sean vigilados, especialmente cuando están pasando las carrozas. El trágico accidente que menciono más arriba ocurrió al intentar el niño coger unos caramelos: la ilusión se llevó su vida, es terrible. Que sirva para que nunca vuelva a ocurrir, y ese es el propósito de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil que ha elaborado una serie de recomendaciones a las que mañana por la tarde / noche deberíamos prestar muchísima atención

Antes de detallaros esos valiosos consejos, es importante concienciarnos de nuestra contribución a la buena marcha de actos tan masivos. Por ejemplo: para desplazarnos priorizaremos el transporte público, respetaremos el mobiliario urbano, dejaremos a la mascota en casa, y avisaremos a Protección Civil o Policía si encontramos una persona perdida o desorientada (niños o ancianos). Sabed además que la del día 5 es una de esas ocasiones en las que seremos muy puntuales, para poder situar cómodamente a los peques junto a la barrera para que estén más cómodos, y evitar más tarde tener que pedir a otras personas que se aparten.

¡Mucho cuidado con los niños!

  • Es preferible no coger los caramelos que han quedado a otra parte de las vallas o líneas de demarcación.
  • Los niños deben saber que los Reyes Magos prefieren que los caramelos sean compartidos antes que ver peleas: un ambiente amigable también ayuda en la misión de una cabalgata segura.
  • No soltéis de la mano a niños que sean muy pequeños (hasta los 6 o 7 años).
  • Aprovechad el trayecto para observar el uniforme de los Policías y de Protección Civil. Si un peque se despista, debería saber reconocerlos para pedir ayuda. Los voluntarios de la organización también sirven para este propósito: suelen llevar chalecos reflectantes.
  • Sed prudentes porque vuestros hijos aprenden mucho con vuestro ejemplo; nada de correr hacia la comitiva, y mucho menos acercarse a los vehículos.

Antes de finalizar, me gustaría transmitiros un mensaje de los Reyes Magos, quienes desean que cada niño que vaya a verles vuelva sonriente a su casa, pero sobre todo que valoren lo que tienen, porque hay muchos peques como ellos que no tienen la suerte de recibir esos regalos tan chulos que encuentran al destapar los paquetes.

Foto | Flickr-M. Martin Vicente
Más información | Asociación Nacional de Seguridad Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *