3 enero 2016 Actualidad, Otros

Las víctimas de la violencia doméstica de las que no se habla, los niños

Son días de alegría, de familia y buenos propósitos, pero también es época de hacer balance del año que ha concluido y algunos son muy tristes. Es el caso de las víctimas de violencia doméstica, 57 mujeres han fallecido a manos de sus parejas o ex-parejas durante 2015. Pero hay una cifra de la que no se habla, los 9 niños asesinados este año y los 44 de esta década, por las mismas personas, sus padres o las parejas de sus madres. Un horror que no tiene apenas repercusión en los medios. El Ministerio de Interior habla de 3 confirmados hasta septiembre y 5 en investigación, a los que se suma la chiquitina que murió esta Navidad. Curiosamente la estadística de mujeres está actualizada a 29 de diciembre pero la de los niños solo hasta el 5 de agosto.

A estos 9 niños que han sido asesinados como venganza contra sus madres, porque estorbaban o, simplemente porque estaban ahí, hay que sumar hasta 50 pequeños que se han quedado huérfanos este año tras el asesinato de sus madres.

No existen palabras que puedan describir el dolor al morir tu madre, tan solo quien lo ha experimentado sabe de su profundidad y desgarro. Y eso cuando sucede a una edad “lógica” y por causas naturales. Perder a tu madre en la infancia por muerte violenta, a manos de alguien que se supone que la quiere, alguien que debería velar por tí, debe ser imposible de superar.

No se que medidas se toman con estos niños, que apoyo reciben y como se trabaja para conseguir que sigan adelante y tengan una vida decente. Se que no se habla de ellos, que no hay movilizaciones, que no se les incluye en las protestas y los debates sobre violencia en el hogar. Se también que este año se aprobó la Ley de la Infancia y la Adolescencia pero no encuentro estadísticas de niños que sufren a diario la violencia en casa, bien en ellos mismos o entre sus padres.

Los niños son las víctimas más débiles, se encuentran en una situación de la que no tienen ninguna posibilidad de salir por si mismos. Incluso pedir ayuda es para ellos mucho más difícil.

El 2015 ha sido el año con más niños asesinados desde 2008 y no podemos quedar indiferentes.

Foto | Flickr- Sara Collaton

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *