Síndrome de Reye o porqué los niños no toman aspirina

Síndrome de Reye o porqué los niños no toman aspirina

Escrito por: Belén    16 junio 2010     2 Comentarios     2 minutos

Los primeros medicamentos con los que nos familiarizamos los padres y que acompañan a los niños toda su infancia son el Apiretal y el Dalsy. El primero es paracetamol, un analgésico y el segundo ibuprofeno un antiinflamatorio no esteroideo. Normalmente con uno o la combinación de estos dos se controla la fiebre y los dolores normales en los pequeños. Hay un medicamento muy común que no debe darse a los niños, la aspirina (ácido acetilsalicílico) porque puede provocar el Síndrome de Reye.

Este síndrome es un daño o inflamación cerebral (encefalopatía) y hepático repentino de causa desconocida. En la mayoría de los casos aparece a la semana de haber utilizado ácido acetilsalicílico tras una varicela o un cuadro de fiebre por infección viral. Hoy día es muy raro gracias a que no se administra aspirina a los niños, excepto en casos muy concretos y vigilados. Se da con mayor frecuencia en niños entre los 4 y los 12 años.

Los síntomas del síndrome de Reye suelen comenzar con vómito persistente que rapidamente se acompaña de un comportamiento irritable y agresivo. El niño puede tener gran agitación y después dificultad para estar despierto. Además puede tener problemas en la vista, visión doble, de oído, del habla y debilidad o parálisis en brazos y piernas. Rápidamente el niño puede pasar a tener convulsiones, adoptando una extraña postura con brazos y piernas, muy extendidas y con los dedos de la mano apuntando al cuerpo y los de los pies hacia abajo. Por último puede causar coma e incluso la muerte.

El síndrome requiere atención médica urgente y hospitalización. El 80 por ciento de los casos se recupera favorablemente, pero el resto tienen pronóstico muy malo o fatal. Lo más importante como en muchas otras ocasiones, es la prevención. Nunca le des aspirina u otros salicilatos a un menor de 18 años sin consentimiento médico. Si la tomara, recude al máximo el riesgo de contagio de una enfermedad viral como la gripe o la varicela. Tras la vacuna de la varicela no des al niño aspirina en unas semanas.

Vía | University of Maryland
Foto | Flickr-Ratterrell


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.