La tele de nuestros peques: Hora de aventuras

La tele de nuestros peques: Hora de aventuras

Escrito por: Fernando Cantillo   @Fercatodic    9 mayo 2013     10 Comentarios     2 minutos

Hora de Aventuras es una serie, en principio, bastante típica: en un mundo fantástico repleto de seres extraños (personajes hechos de gominola, vampiros, magos, robots…)un niño y su perro mágico vivirán grandes desafíos. La serie que tiene como nombre Adventure Time (Hora de Aventuras en España, o en singular en la versión latinoamericana), ha logrado convertirse en un fenómeno que ha conseguido trascender a su público objetivo, conquistando desde los más pequeños que quedan hechizados por el despliegue de colores, hasta los adultos enganchados a los irreverentes guiones.

¿Cómo ha logrado encandilar a público de tan diferente edad? Por un lado presenta aventuras básicas, historias directas y fáciles de entender. Pero como suele ocurrir con las obras que han sido creadas con cariño y cuidado, tiene una doble lectura sólo comprensible por mentes más maduras.

Los protagonistas absolutos son un niño de 12 años y su perro. Mientras que el niño (Finn) es el espejo donde todos los pequeños quieren reflejarse (es independiente, no atiende órdenes de ningún adulto, come y hace lo que quiere, vie aventuras sin fin), el perro (Jake) a veces representa el papel de adulto, pero un adulto “enrollado”, con ataques de rabietas infantiles y con poders mágicos (su cuerpo adopta cualquier forma). Sus historias suelen ir sobre rescatar a la princesa, derrotando monstruos o buscando tesoros por el camino.

Estos dos amigos tienen sus prioridades muy claras: lo más importante es la amistad (entre ellos, básicamente) y, después, divertirse sin importar cómo. De paso ayudarán a cualquier ser desvalido que encuentren y harán lo posible por que nadie se interponga en su amistad. Su mayor valor es quee representa el sueño de cualquier niño (casas en árboles, amigos fantásticos, magia…) y, al mismo tiempo, un sátira feroz contra todos los clichés del género, aunque de un modo sutil.Si conseguimos superar su estética (feísta muchas veces, desagradable alguna), descubriremos unos seres estrafalarios pero adorables, con una actitud de héroe que hace lo correcto a pesar de que no le apetezca hacerlo.

Si vuestros hijos no la han descubierto aún, no os preocupéis. No es una serie imprescindible en absoluto. Pero si ya es una de sus series favoritas, dadle una oportunidad y sentaos con ellos a ver algunos capítulos (sí, en plural). Descubriréis por qué les gusta tanto ese mundo de aventuras, amistad y malvados vencidos por la inocencia infantil.

Página oficial | Boing: Hora de aventuras
Imagen | Boing


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.