7 junio 2016 Salud

Algunos niños sufren de alergia

Hoy te contaremos algunas pautas que deberás tener en cuenta si tienes mascotas y si tienes niños. Algunos pequeños (y adultos también) pueden tener alergia a los animales, en este caso pueden aparecer síntomas como como secuencia de estar en contacto con ellos o por la inhalación de las pequeñas partículas procedentes de ellos.

Las pequeñas sustancias, denominadas alérgenos llegan a penetrar al organismo de la persona alérgica generando una hipersensibilidad del sistema inmunitario generando anticuerpos que, al reaccionar, desencadenan la liberación de histamina generando una notoria inflamación de la mucosa nasal, bronquial u ocular, así se notará la reacción alérgica.

Animales que pueden provocar alergia

Los animales que pueden generar alergia son los que tienen pelos y plumas, y la alergia se puede ocasionar a las personas que están predispuestas genéticamente. Se estima que unas 366 especies de animales pueden generar enfermedades alérgicas en los seres humanos.

Los más habituales son los perros y los gatos, esto sucede porque son los que se tienen con mayor frecuencia como mascotas. También los caballos, cobayos, conejos, hámsters, ratones, jeros, ardillas, hurones, aves domésticas, iguanas y diferentes reptiles también pueden provocar alergia.

Los animales que pueden generar alergia son los que tienen pelos y plumas, y la alergia se puede ocasionar a las personas que están predispuestas genéticamente.

Desde hace muchos años los investigadores trabajan con diferentes animales de laboratorio investigando sobre el tema con el fin de encontrar soluciones y mejoras en la salid. Tengamos en cuenta que los alérgenos de los animales se encuentran en las secreciones de las glándulas sebáceas y salivares y en sus excretas, de esta manera por la inhalación y el contacto con el pelo, la caspa, el suero, la saliva y la orina se genera la reacción.

El pelo en los animales

Existe el mito de que el pelo es el principal causante de la alergia a los animales, pero esto no es así, sino las partículas de la caspa, en donde se encuentran los alergenos formados en las secreciones de las glándulas sebáceas y salivares.

Lo mismo que sucede con las personas, los animales van renovando su piel y se a poco se van desprendiendo escamas. Las secreciones que contienen los alergenos se quedan adheridos al pelo y a la capa córnea de la piel. Al descamarse la piel las partículas permanecen flotando en el aire por largos periodos, estas partículas se depositan en el suelo o en diferentes partes de la casa. Por esa razón los niños alérgicos suelen tener reacciones cuando se encuentran en sus casas, donde al realizar movimientos pueden suspenderse en el aire.

En el caso de que se tengan como mascotas a roedores la orina será la principal causa de alergia. Cuando se seca va quedando adherida a la diminutas partículas de polvo y se van distribuyendo por el aire.

Si bien tener alergia a los animales es bastante frecuente y a pesar de la cantidad de estudios que se realizaron solo se han identificado algunos alergenos responsables, de todas las mascotas más estudiadas encontramos al perro y al gato. Se conocen hasta la actualidad solo 7 alergenos de gatos y cinco alergenos de perro.

En la actualidad la alergia a las aves es poco común, si bien un 12 por ciento de los hogares española tienen pájaros. En estos casos vemos que los ácaros se depositan en las plumas.

Lo mismo que sucede con otras alergias se observó en los últimos tiempos un incremente a la alergia de los animales. Entre un 8 y un 29 por ciento de hogares tienen gato y entre un 6 y un 32 por ciento tiene perro.

Vía | Alegiafbbva
Foto | Flickr – Martin COx

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *