29 diciembre 2016 Psicología

La importancia de detectar el problema

Tener un carácter impulsivo puede ser bastante frecuente en los niños, se puede tratar de un rasgo de su temperamento en la niñez para convertirse en un rasgo de personalidad en la adultez. Este tipo de característica siempre estuvo, en mayor o menor medida, en la evolución del ser humano. Es importante destacar que esto no siempre deberá ser vinculado con algo negativo.

En la actualidad podemos ver como la impulsividad en los pequeños se puede presentar con una gran intensidad, generando problemas en la convivencia con los adultos y con sus pares. Además, puede llegar a llamar la atención como este carácter impulsivo puede presentarse cada vez más en niños más pequeños.

Por lo general, los expertos consideran que la impulsividad se relaciona y viene de la mano de una hiperactividad y de un déficit de atención, siendo un tema al que se le deberá prestar atención para evitar problemas en el aprendizaje o en la conducta.

Se estima que los niños pueden llegar a tener dificultades a la hora de reprimir sus impulsos generando que la relación en la familia, en la escuela y con los amigos se vea afectada.

Cómo detectar a un pequeño impulsivo

Existen algunas pautas que nos permitirán detectar fácilmente a un pequeño impulsivo. Es normal que primero realice las acciones y después se detenga a pensar en ellas. También suelen contestar antes de terminar de oír la pregunta. No soportan perder en ningún juego, reaccionando mal ante la frustración. Bajo nivel de autocontrol. Reconocen los problemas que tienen pero no pueden modificar la conducta y vuelven a reincidir en ellos. Es normal ver que los niños impulsivos hagan grandes rabietas de manera incontrolada y sin ningún motivo.

En la actualidad podemos ver como la impulsividad en los pequeños se puede presentar con una gran intensidad generando problemas en la convivencia con los adultos y con sus pares.

Hoy por hoy los profesionales la diagnostican dentro del Trastorno Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). La impulsividad es un factor psicológico que requiere de un tratamiento más detallado tomando un abordaje explicito ya que afecta las interacciones con otras personas, especialmente con su núcleo familiar.

En términos generales se puede definir a la impulsividad como un estado de activación neurológica o un problema con el control inhibitorio. Esto genera que se liberen una serie de sustancias como neurotransmisores y hormonas que generan en el cuerpo que se prepara para un reacción motriz inmediata.

Dependiendo de la edad se pueden ver gritos, rabietas, inclusive huidas. Estadísticamente se sabe que los niños con TDAH o con síntomas de impulsividad tienen antecedentes familiares que manifestaron o manifiestan los mismos problemas. Pero no podemos decir que la impulsividad sea unicamente genética, además una manifestación de la conducta o cognitiva puede disminuir o potenciar el problema teniendo en cuenta también el entorno en que el pequeño se encuentra.

Ante la presencia de rabietas, gritos y llanto en niños pequeños, que sean consecuencia de su carácter impulsivo, deberemos tomar algunas medidas. No bastará con establecer límites o castigarlos sin que se podrían realizar algunos ejercicios de relajación, además de razonar junto a ellos y analizar lo que a pasado, usando palabras que sean claras y comprensibles para cada edad y para la capacidad del niño. Evitar las largas explicaciones que solo los confundirán.

También es importante que se hable acerca de las sensaciones internas que aparecen antes de las manifestaciones impulsivas. Si se trabaja de manera continua sobre este tema el pequeño comenzará a tener conciencia de ello pudiendo, en un futuro, tener un autocontrol. Si el pequeño puede detectar el problema antes de que suceda podrá poner en marcha un sistema para evitar la manifestación y las consecuencias.

Vía | Psicodiagnosis
Foto | Pixabay – Mariangela Castro

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *