4 marzo 2017 Alimentación

La importancia de mantener las calorías

Los expertos en la materia señalan que una dieta vegana que esté bien planificada podría ser saludable para los pequeños, pero siempre que esté realizada bajo la supervisión y la aprobación del médico pediatra.

Diferentes estudios han demostrado que a partir de los dos años de vida los niños tendrán la capacidad de seguir la misma dieta que sus padres, siempre que se cuente con todas las vitaminas y nutrientes necesarios para su correcto desarrollo y para mantener el estado de salud.

Algunos médicos señalan que para que los pequeños puedan realizar una dieta vegana será necesario complementar la falta de vitamina B12 mediante suplementos. Desde la Academia Americana de Nutrición y Dietética consideran que una dieta del tipo vegana puede ser adecuada y saludable para los niños, siempre que esté correctamente planificada.

Reiteramos la importancia de señalar que esta alimentación deberá tener una supervisión médica, el año pasado en Italia dos pequeños debieron ser ingresados al hospital por tener un estado grave, en teoría la causa era que llevaban una dieta vegana, pero muchos médicos consideraron que no dependía de la dieta del niño sino de la mala información de sus padres.

Una dieta del tipo vegana puede ser adecuada y saludable para los niños, siempre que esté correctamente planificada.

Al no tener una correcta información respecto a la alimentación se podría poner en riesgo la salud de los niños. Sabemos que cada día son más las familias que eligen este tipo de alimentación pero para poder hacerlo de forma sana se tendrá que planificar.

Se sabe, por ejemplo, que las madres veganas que le daban el pecho a sus pequeños lo hacía suplementando la dieta con yodo y vitamina B12. Los bebés que tenían más de 6 meses podrían ir incorporando alimentos complementarios cambiando la carne por legumbres como las lentejas o garbanzos.

Al pasar los dos años de edad ya se podría seguir la misma dieta que los padres consiguiendo las proteínas, las grasas o el calcio de alimentos de origen vegetal. La vitamina que tendría que ser suplementada sería la B12 ya que solo se puede conseguir de manera natural de los alimentos que tiene origen o procedencia animal.

Un punto clave que se tiene que tener presente en la dieta de un niño vegano es que se consuma la cantidad de calorías suficiente, tengamos en cuenta que los estómagos pueden ser muy pequeños y al tener un alto consumo de fibras se podrán sentir satisfechos antes de obtener la cantidad de energía necesaria. Por eso se podrán agregar a la dieta alimentos como las cremas de frutos secos, las semillas, los derivados de la soja o el aguacate. Que brindan una gran cantidad de energías. En estos casos también se podrá comer más seguido consumiendo snacks nutritivos.

Si se está realizando una dieta con la cantidad de calorías necesarias el niño podrá tener un desarrollo y un crecimiento adecuado. Reiteramos nuevamente la importancia de tener siempre el control y la supervisión de un médico pediatra.

Vía | Web consultas
Foto | Pixabay – RitaE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *