31 marzo 2017 Entretenimiento

Los pitufos, la aldea escondida

Después de muchos meses de espera, por fin llega a las pantallas de nuestros cines una de esas películas que acaban convirtiéndose en un gran éxito para el público infantil, precisamente el que resulta ser el más crítico y más difícil de convencer. Sin embargo hay personajes de esos que, quizás por clásicos, se convierten en los favoritos tanto de los niños como de los papás que deciden acompañarles a vivir una aventura cinematográfica.

Por eso el estreno de este fin de semana va a ser una de esas películas que, seguro, serán una de las más visitadas de la temporada. “Los Pitufos, la aldea escondida” viene a continuar la saga de estos personajes azules, que empezaron siendo un cómic, y que han acaparado la atención de grandes y pequeños.

Los Pitufos nos llevan a sus orígenes

Los Pitufos son unos personajes creados por el dibujante belga Peyo que aparecieron por primera vez en 1958 en un semanario. Lo que poco se podría imaginar su creador es que estos pequeños duendes azules iban a dar un salto internacional hasta convertirse en auténticas estrellas, no sólo en el papel, si no también en la pequeña pantalla y, después, en el cine.

Fue en 2012 cuando los Pitufos mostraron sus aventuras en el mundo del celuloide, entonces combinaron los personajes animados con actores reales. Después de dos entregas, ahora nos llega una tercera en la que los Pitufos nos van a llevar a sus inicios. Es entonces cuando vamos a ver como Pitufina y sus hermanos se adentran en el desconocido Bosque Encantado, en el que deben encontrar un legendario poblado para los Pitufos.

“Mañana empieza todo” o la gran experiencia de la paternidad

Mañana empieza todo

Otro estreno que nos llega este fin de semana y que, quizás, guste más a los papás que a los niños, es la película francesa “Mañana empieza todo”. Una historia de amor entre un padre y una hija que nos traerá ríos de emociones y, seguro, alguna que otra lágrima.

En ella nos vamos a encontrar con Samuel, un joven que vive su vida tranquilamente, sin más preocupaciones que su propia satisfacción personal. Pero un día llegará a su vida Gloria, un bebé del que desconocía su existencia y que, al parecer, fue fruto de un encuentro fugaz. La madre decide dejarla al cuidado de su padre, consiguiendo que entre ellos crezcan unos lazos irrompibles. El problema surge cuando un día la madre decide volver.

Vía | E-cartelera

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *