20 mayo 2011 Opinión

En este mundo existen cosas curiosas, muy curiosas y esta es una de ellas. Nos estamos refiriendo a un niño de seis años llamado Iván Stoiljkovic que lleva una vida muy similar a otros niños, salvo por un pequeño detalle: se le pegan los objetos de metal a su cuerpo.

Este extraño niño croata puede mantener adheridos a su cuerpo objetos de metal, y según a su familia cuenta con grandes poderes curativos, ya que cuando le coloca las manos en el estomago dolorido del abuelo trasmite un fuerte calor que alivia el dolor.

Cuando algo nos duele, nos preguntamos a Iván a poner sus manos sobre la herida y el dolor desaparece en un instante” anunció su madre. Pese a su pequeño tamaño, el niño tiene la capacidad de transportar 25 kilos de metal en su cuerpo, pero esto le causa un cansancio muy grande.

El niño ha declarado: “No tengo ningún problema para contener objetos de metal, pero al final me canso“.

Si bien el caso es curioso y llama la atención de las personas a mi, en lo particular (y es una opinión netamente mía), me preocupa cuando en base a los niños se crea un personaje especifico. Yo no pongo en dudas la capacidad de este pequeño, pero me preocupa que se arme en torno un mito que deberá sostener a lo largo de su vida.

Es muy importante que los niños lleven su vida lo más tranquila posible, no creo que sea muy bueno hacerlos sentir diferentes por este tipo de capacidades. Y tampoco creo que, si el niño se cansa al hacer este tipo de prueba magnética, deba hacerla simplemente para satisfacer la curiosidad de las personas. Estamos hablando de un ser humano y no de un muñequito de feria.

Vía | Dailymail
Foto | FLickr – Hamalorios

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *