12 junio 2013 Actualidad

Hoy es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) declaró el día 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil como forma de protestar por la explotación a la que están siendo sometidos cientos de miles de niños en todo el mundo, tratados en muchos casos como verdaderos esclavos.

Cada año se intenta centrar esta protesta en un tema, y este 2013 es “No al trabajo infantil en el trabajo doméstico, que actualmente afecta a más de 10 millones de niños, según un informe publicado hoy mismo por el OIT y titulado “Erradicar el trabajo infantil en el trabajo doméstico”.


De estos 10 millones y medio de niños trabajadores, 6 millones y medio tienen entre cinco y quince años, y más del 71 por ciento son niñas. Trabajan en hogares de terceros, limpiando, planchando, cocinando, como jardineros o cuidando de otros niños o de ancianos.

Con frecuencia están aislados de sus familias, con lo que son vulnerables a la violencia (física, psicológica o sexual). De hecho, muchos corren el riesgo de terminar siendo explotados sexualmente con fines comerciales.

“La situación de muchos niños trabajadores domésticos no sólo constituye una violación grave de los derechos de los niños, pero sigue siendo un obstáculo al logro de muchos objetivos nacionales e internacionales de desarrollo”, dijo Constance Thomas, Directora del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT (IPEC)

En muchos países, el trabajo doméstico infantil no es reconocido como una forma de trabajo infantil debido a la difícil relación que los une a la familia que los emplea, podemos leer en el informe. El niño trabaja, pero no es considerado un trabajador ni un miembro de la familia. Esto lleva a largas horas de trabajo, ausencia de libertad personal y, algunas veces, condiciones de trabajo peligrosas.

El informe nos anima a mejorar tanto la forma en que se recogen los datos como las herramientas estadísticas para conocer el problema en toda su verdadera extensión y, así, poder diseñar soluciones para evitarlo. También insiste a los gobiernos sobre la necesidad de que ratifiquen e implementen el Convenio núm. 138 de la OIT sobre la edad mínima de admisión al empleo y el Convenio núm. 182 de la OIT sobre las peores formas de trabajo infantil.

Más información | ONU

También te puede interesar