7 abril 2016 Actualidad, Salud

Virus contra el cáncer infantil

Investigadores españoles han dado con un importante descubrimiento que puede resultar ser decisivo para luchar contra el neuroblastoma, un tipo de cáncer infantil muy peligroso, ya que se resiste ante los tratamientos habituales. A partir de una laboriosa investigación, se ha descubierto que los virus pueden resultar los mejores aliados para luchar frente a él.

Se trata de una investigación que ha durado diez años y realizada por expertos del Hospital Niño Jesús y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Los importantes resultados se han publicado en la revista “Cancer Letters”. Este trabajo ha sido liderado por Manuel Ramírez Orellana y Javier García Castro.

El neuroblastoma es el segundo cáncer infantil, después del cerebral, más frecuente en los niños. Suele presentarse entre los 4 y 5 años. Sólo en España se diagnostican alrededor de 50 casos anuales, de los cuales sólo la mitad pueden ser curados. Precisamente por no tener medicinas adecuadas para este tipo de cáncer, y el fracaso de los tratamientos habituales, estos investigadores, hace ya diez años, empezaron a investigar nuevas terapias, dando así con una que resulta ser efectiva, en algunos casos, y cuyo “ingrediente” principal, por raro que parezca, son los virus.

La estrategia utilizada fue esconder un virus en células extraídas de la médula ósea del paciente e inocularselas, vía intravenosa, para que se alojaran en su cuerpo. Estos virus, que pueden ser similares a los que padecemos ante un resfriado, hacen un efecto de llamada al sistema inmunitario que, al atacar a este virus, también lo hace ante los tumores provocados por este tipo de cáncer, como si se tratara de una bomba de relojería.

Esta terapia, llamada Celyvir, fue aplicada a 12 niños con este tipo de enfermedad, cinco de ellos presentaron una respuesta clínica, cierto que sus sistemas inmunológicos estaban más preparados que el resto. De momento, esta investigación, está todavía en su primera fase y queda mucho camino por recorrer, aunque, ante estas noticias, la esperanza de una cura futura es mucho mayor.

Vía | SINC
Foto | Ciencias Naturales

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *