22 marzo 2016 Actualidad, Salud

niño diabetes y perro

De vez en cuando llegan noticias que resultan especialmente sorprendentes. Al menos así nos lo ha parecido al enterarnos que un perro ha salvado la vida de un niño que padece diabetes en Estados Unidos. Increíble pero totalmente real, y es que en esta ocasión vuelve a confirmarse el dicho de que “el perro es el mejor amigo del hombre” y, sin duda, su mejor guardián.

Luke es un niño estadounidense de siete años, que sufre diabetes tipo 1, es decir aquella que padecen los niños y jóvenes y que necesitan de una vigilancia extrema. Debido a que su páncreas no produce la insulina, es necesaria administrarla de forma adecuada. Jedi es un perro labrador negro que ha sido amaestrado para detectar las bajadas de azúcar en los seres humanos, lo que lo ha convertido en el salvador de Luke.

Los padres de Luke decidieron adoptar a Jedi cuando descubrieron que su hijo padecía diabetes tipo 1. Desde entonces el perro duerme con el niño, controlando en todo momento si los niveles de azúcar son los adecuados. Una noche, el can detectó que la máquina que controla esos niveles en el niño, no emitía ningún ruido, por lo que enseguida entendió que algo no estaba funcionando bien.

Inmediatamente acudió a la cama de los padres, que estaban dormidos, y saltó sobre el colchón para despertarles (gesto que le habían enseñado para provocar la alarma). Cuando los padres acudieron, la máquina parecía funcionar bien y los niveles de azúcar que presentaba eran los correctos. Pero, sin saber muy bien porqué, el perro seguía insistiendo hasta que los padres le hicieron una analítica comprobando que, efectivamente, su nivel de azúcar era muy bajo y continuaba descendiendo a pasos agigantados.

Vía | La Sexta

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *