5 septiembre 2012 Actualidad, Crecimiento

Abusar del calzado deportivo es perjudicial Un estudio realizado por el Ilustre Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana, nos pone sobre aviso de los problemas que el calzado deportivo, cuando su uso es continuado, puede provocar en los niños. Llegando, incluso, a malformaciones en los pies y otros problemas añadidos que perjudican el perfecto desarrollo de los pequeños.

A pesar de la comodidad que supone, la fácil limpieza, el que combinan con todo y que a los niños les encanta, lo cierto es que cada etapa y cada momento necesita de su zapato adecuado. De esta forma las zapatillas deportivas han sido creadas para la práctica del deporte o ejercicio físico, para el resto de actividades, debemos equiparles de un calzado adecuado.

En este estudio los podólogos nos cuentan que usar los deportivos como calzado habitual puede provocar un exceso de sudoración en los pies, por lo que es muy fácil que aparezcan hongos, eccemas o papilomas que le impidan el buen caminar. De igual modo pueden crearse problemas, en el desarrollo de los pies, (puesto que están en continuo crecimiento), que puedan repercutir en su madurez.

Para que no hayan problemas los podólogos aconsejan que el calzado ha de ser flexible y transpirable y no tener costuras internas. La suela debe tener un grosor suficiente para que pueda amortiguar bien los golpes y el pie ha de estar bien sujeto con cordones o velcro. También en conveniente que tanto la puntera como el talón estén bien reforzados.

También resulta importante observar como camina nuestro niño con su nuevo calzado e insistir en que se encuentren cómodos, ya que un mal paso puede provocar dolencias de espalda y rodillas.

Vía | Diario Información
Foto | Minimoda

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *