2 julio 2010 Opinión

parque

Los pequeños se encuentran muy felices cuando pueden jugar en un hábitat natural, estando al aire libre y disfrutando de la naturaleza. Para que ellos la pasen a lo grande y nosotras estemos tranquilas debemos estar seguras que no correrán ningún riesgo.

Debemos averiguar si las plantas que están en el jardín no son tóxicas y, en el caso de que lo sean, erradicarlas o colocarlas en algún lugar donde los niños no tengan acceso. También debemos aislar las plantas que están siendo tratadas con algún tipo de pesticidas.

Los fertilizantes y pesticidas pueden llegar a ser realmente tóxicos y peligrosos. Antes de usarlos te conviene estar informada sobre cual es el adecuado, coméntale al vendedor que en el lugar donde será usado se encuentra niños. Además, recuerda leer las etiquetas, y seguir al pie de la letra las instrucciones. Nunca guardes los restos.

Es muy importante guardar las herramientas fuera del alcance de los pequeños. Además de ser peligroso, los útiles del jardín están en contacto directo con la tierra y por lo tanto, si se llegan a lastimar corren el riesgo de infectarse si no están vacunados contra el tétanos. Ni hablar si contamos con una cortadora de césped: debemos evitar sí o sí que los niños se acerquen a ella.

Vía | Para Ti Mamá
Foto | Flickr – Frodrig

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Plantas toxicas (I) 30 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *