Propósitos de Año Nuevo, también para los niños

Propósitos de Año Nuevo, también para los niños

Escrito por: Belén    2 enero 2011     4 Comentarios     2 minutos

Los editores de fascículos o los gimnasios saben bien lo que son los propósitos de Año Nuevo. También saben que la mayoría de las veces quedan en agua de borrajas y ese es su negocio. Multitud de inscripciones anuales para ponerse en forma y los gimnasios vacios en febrero, colecciones que se comienzan con muchas […]

Los editores de fascículos o los gimnasios saben bien lo que son los propósitos de Año Nuevo. También saben que la mayoría de las veces quedan en agua de borrajas y ese es su negocio. Multitud de inscripciones anuales para ponerse en forma y los gimnasios vacios en febrero, colecciones que se comienzan con muchas ganas y no pasan del tercer o cuarto número, dietas abandonadas en una semana, etc. Sin embargo, pese a su poca eficacia, los propósitos para el año nuevo son positivos, ya que nos hacen meditar sobre lo bueno y lo mejorable de nuestras vidas.

Los padres podemos aprovechar esta fecha para evaluar nuestra relación con nuestros hijos. Analizando lo que hacemos y lo que nos gustaría hacer, podemos ponernos objetivos que mejoren la vida familiar. Dedicarles más tiempo, escucharles con más atención, tener más paciencia…todos podemos cambiar algo. Con los niños también sería un buen ejercicio.

Lo interesante es hacerlo de forma positiva, no aprovechar para recalcar las actitudes malas, sino intentar reforzar el comportamiento positivo. Ponerse metas como recoger la habitación una vez por semana, leer un determinado número de libros al mes, ir a ver a los abuelos frecuentemente, ahorrar una parte de su paga, e incluso, con los más mayores podemos plantear algún proyecto solidario. El niño debe ser parte activa en este repaso, analizando por si mismo lo que le gusta y lo que no de su actitud.

Lo dificil será mantener después el espíritu y los compromisos, para ello podemos usar refuerzos, un premio si se cumplen los objetivos del mes, una escapada en familia, ese juguete que los Reyes no han traído, una tarde dedicada a lo que él quiera, etc. Ayudarle a hacer la revisión y después a ser constante será un buen ejercicio para todos. No debemos olvidar compartir alguno de nuestros propios propósitos para que el niño sea partícipe y nos ayude a lograrlos. Verá que no es fácil para nadie pero que con un poco de esfuerzo se consigue y se termina incluyendo en la rutina.

Por cierto, ¡Feliz Año Nuevo!

Foto | Flickr-Mooi


2 comentarios

  1. Andrea Elizabeth Saldivar Solorzano dice:

    Mis propocitos para este año son pasarmela bien, llena de amor y esperansa, y que Dios me permita entrar ala secundaria, y vivir mas años

  2. Belén dice:

    Andrea, mucha suerte con tus planes, espero que se cumplan. Un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.