22 mayo 2011 Actualidad

En nuestro mundo existen sitios muy extraños, éste es uno de ellos, el motivo es que los habitantes si podrán contar con un perro como mascota pero no podrán tener un niño. El extraño pueblo se encuentra en Escocia.

Si tienes interés en irte a vivir a Firhall (en la zona de Highlands) deberás conocer que a este lugar se lo conoce como el lugar “de los ogros que odian a los niños“. Pero en realizad los que habitan el sitio no es que odien el sitio sino que están obligados a cumplir una serie de normas que se encuentran establecidas desde hace algunos años.

Un claro ejemplo de ello es que cuando se firma la escritura de una propiedad las personas deben aceptar no tener: patos, palomas, abejas, conejos y niños. La única manera en que se acepten a los pequeños es si van de visitas y no demasiado seguido. Tampoco te hagas muchas ilusiones de vivir en este sitio si eres menor de 45 años, ya que tampoco lo podrás hacer.

Solo podrán visitar el lugar los amigos o nietos de los residentes, pero con un período establecido para esas visitas. Estas reglas fueron creadas hace 8 años, con el objetivo de albergar a adultos sin pequeños que quieran encontrar un sitio tranquilo para pasar lo que queda de sus vidas.

Según una agente inmobiliaria el tema esta un poco exagerado, ya que “realmente se llegó a pensar que cualquiera que quiera vivir en un lugar así era un ogro que odiaba a los niños”, agregando: “Vivir aquí lo que ofrece es cierta paz y tranquilidad, que es lo que muchos de nosotros buscamos cuando nos hacemos mayores“.

Las opiniones se las dejo a ustedes, pero si me permiten la mía: a mi me encantan los niños, sobre todo cuando los oigo reír al jugar.

Vía | BBC
Foto | Flickr – Duncan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *