22 julio 2016 Salud

Alimentos que deben evitarse

El día de hoy te contaremos todos los secretos de la enfermedad de Wilson y del tratamiento que se debe seguir para reducir el daño de la enfermedad. Se trata de una degeneración hepatolenticular, un problema que se hereda y que es poco común, solo lo pueden padecer una de cada 30 mil personas.

La enfermedad puede provocar daños en el hígado y en el sistema nervioso, en el caso de que ambos padres porten un gen anormal para la enfermedad de Wilson existen un 25 por ciento de posibilidades en cada embarazo de que el niño pueda sufrir este trastorno.

Estadisticamente esta enfermedad presenta una mayor cantidad de casos en los habitantes de Europa Oriental, pero también en Sicilia y el sur de Italia, las Islas Canarias, Turquía e Irlanda.

Tengamos en cuenta que el hierro y el cobre se encuentran presentes en los órganos del cuerpo, ambos se relacionan en la gestación de los glóbulos rojos, pero al existir un exceso de las sustancias puede aparecer la enfermedad de Wilson, la que puede provocar problemas en el hígado, trastornos neurológicos y de coordinación En forma gradual termina afectando la movilidad y el habla.

Actualmente los tratamientos para la enfermedad pueden resultar bastante costosos, especialmente por los fármacos, uno de los cuales busca disminuir la presencia del cobre que se encuentra depositado de manera anormal y excesiva en los tejidos, además, quienes sufran de la enfermedad deberán llevar adelante una dieta muy estricta evitando los productos que pueden contener altas cantidades de cobre, como los mariscos, el chocolate y las patatas.

Síntomas comunes de la enfermedad de Wilson

Existen algunos síntomas más frecuentes en esta tipo de enfermedad, entre ellos encontramos una postura anormal de piernas y de brazos, dificultas para mover las extremidades, agrandamiento abdominal, angustia, movimientos lentos, deterioro del lenguaje, movimientos incontrolables, movimientos espasmódicos, debilidad, piel amarilla.

Para su detección los pacientes deberán realizar distintos exámenes, entre ellos el examen de ojos con lámpara de hendidura con el fin de determinar el movimiento ocular limitado y el anillo de color rojizo que se presenta alrededor del iris.

También se hacen estudios para mostrar señales como daño en el sistema nervioso central, pérdida de concentración, pérdida de control muscular, temblores musculares, pérdida de pensamiento, coeficiente intelectual, pérdida de memoria o cierto grado de confusión.

Dentro de los exámenes de laboratorio se pueden incluir: un conteo sanguíneo completo, ceruloplasmina sérica, cobre sérico, ácido úrico sérico, cobre en orina.

Recientemente se ha encontrado el gen que genera la enfermedad de Wilson, su nombre es ATP7B, el mismo se realiza mediante pruebas de ADN para este gen, es necesario hablar con un genetista en el caso de considerarse necesario la realización de pruebas que permitan la detección del gen.

Tratamiento de la enfermedad de Wilson

El fin de los tratamientos es el de reducir la cantidad de cobre en los tejidos, esto se realiza mediante un tratamiento llamado quelación, en donde los medicamentos se pueden fijar al cobre y ayudar a eliminarlos por medio de las heces y de la orina. Este tratamiento se deberá realizar de por vida.

Vía | La Nación
Foto | Flickr – Iheitlager

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *