17 octubre 2012 Actualidad, Entretenimiento

Convertir un sencillo huevo frito en un plato para Halloween

Poco a poco se va acercando la terrorífica y divertida fiesta de Halloween y tendremos que ir organizando los menús con los que sorprenderemos a nuestros invitados. Los platos de los más pequeños además de seguir la temática de la noche de los monstruos y brujas tendrán que ser divertidos y ceñirse a sus gustos.

Hoy quiero daros una sencilla idea que cumpla todos estos requisitos y que cuando la vi por internet me encantó porque no necesita de mucha elaboración: huevos con forma de esqueleto o de araña. Tan sólo necesitamos huevos, ketchup, mostaza y aceitunas negras además de mucha imaginación. Lo primero que tendremos que hacer es freír el huevo intentando que no se rompa para que nos quede perfecto ya que va a ser nuestro lienzo.

Una vez tengamos el huevo dibujaremos con el ketchup la cara del esqueleto sobre la yema. Con la mostaza dibujaremos sobre la clara los huesos del esqueleto. Para conseguir la araña utilizaremos dos pequeñas rodajitas de aceituna negra para los ojos, el cuerpo será la yema y de él dibujaremos las patitas hacia la clara con un poco de ketchup.

Por último podemos acompañar el huevo frito con unas patatas y unas albóndigas también con una forma muy tenebrosa, un ciempiés salado. Encontrarás la forma de hacerlo en nuestro blog para bebés y embarazadas Uno más en la familia. Con todo esto ya tendremos el primer plato para la fiesta de Halloween de nuestros pequeños.

Vía | Cute food for kids

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *