14 julio 2015

Buscando el confort en casa para los peques

Aunque al llegar nuestro bebé a casa los padres vemos nuestro hogar con una mirada diferente, no seremos totalmente conscientes de los peligros hasta que comience a ser autónomo. Cuando empieza a serpentear por el suelo, a gatear, agarrarse a los muebles y tratar de meter la manita por todos lados es cuando ves que tu casa está llena de potenciales peligros. Adelantarnos tomando la perspectiva de un bebé curioso nos evitará muchos sustos y carreras. Lo mismo sucede con su confort, no es lo mismo imaginar la situación de tener al niño en casa que vivirla y ser conscientes de lo bien que nos vendría tener Gas Natural.

Buscando el confort en casa para los peques

Cuando estamos solos cerramos las puertas de esas habitaciones por las que se escapa el calor, controlamos el tiempo en la ducha y respetamos turnos para que todos tengamos agua caliente, sabemos que no pasa nada por esperar un poco para tener la comida lista, etc. Pero cuando el bebé está en casa todo es distinto, ponemos topes en las puertas para que no se pille los deditos, necesita su rutina de baño y comidas y es mejor no hacerle esperar. Además el niño debe sentirse cómodo en casa, poder moverse con libertad sin tener que llevar ropa gruesa encima para no pasar frío. Y, todo ello lo puedes tener de forma sencilla con gas natural.

En unos días de forma rápida, sencilla y casi sin obras, puedes tener instalado gas natural en casa. Podrás mantener una temperatura homogénea en toda el hogar, regulándola y programándola como más os convenga. El agua caliente estará siempre disponible, para el peque y los mayores, tu cocina y electrodomésticos serán más eficientes y además ahorrando, porque el gas natural es la energía de suministro continuo más económica. Si te preocupa el medio ambiente también acertarás porque el gas natural es la energía convencional más limpia, es decir, la menos contaminante y la que menos CO2 emite a la atmósfera. Y es una energía segura.

Piensa con antelación en como quieres que esté tu hogar cuando llegue el bebé. No esperes al frío, infórmate y contrata ahora Gas Natural, si lo haces antes del 31 de julio tendrás 200 euros de regalo. Y, sobre todo una casa perfecta para disfrutar de ella en familia todo el año.

También te puede interesar