10 julio 2014

Cuando vas a hacer la compra hay algunos productos que son indispensables y no nos referimos a los básicos como la leche o los huevos, nos referimos a esos pequeños caprichos de toda la familia que no pueden faltar en casa aunque duren muy poco. Uno de esos productos suele ser el espetec de Casa Tarradellas, un snack sano y natural irresistible.

No sé a vosotros pero cuando llega el carro de la compra a nuestra casa lo primero que rebuscan los peques son las cosas que hemos comprado para ellos, y una de esas cosas es el espetec Casa Tarradellas. Ahí es cuando comienza una batalla amistosa por ver quién lo empieza antes y a ver cuánto tarda en acabarse sin que nadie te vea comiendo claro, porque sobre todo las mamás somos las que ponemos orden y queremos que dure para los bocadillos al menos.

Desde hace 35 años, Casa Tarradellas nos ofrece este snack tan socorrido para los bocadillos del desayuno y la merienda de los pequeños y no tan pequeños, para nuestros pica-picas con la familia o para esos pocos momentos de relax en los que te puedes sentar en el sofá a descansar tomando algo fresquito.

Así que no te preocupes si en tu casa duran lo mismo uno que dos espetecs de Casa Tarradellas, en todas las casas tenemos esa pequeño juego en el que todos atacamos el espetec sin querer ser vistos hasta que se descubre que se ha acabado y empiezan los reproches de quién ha sido hasta que llega el momento de volver a comprar. Al menos sabes que tus hijos picotean algo sano, algo que es de agradecer ¿no crees?.

También te puede interesar