17 enero 2016 Entretenimiento

Tiempos televisión

Puede que lo recordéis, o puede que no, porque a veces parecemos querer ir tan deprisa como avanzan la tecnología y las comunicaciones: lo que pasó hace un año ha transcurrido prácticamente en la Prehistoria. Resulta que en 2013, un informe de la consultora Eurodata TV Worldwide revelaba que los niños españoles estaban en segundo lugar de consumo de televisión, con 2 horas y media al día (de media), sólo superados por los italianos, y lejos de la sensatez que parecen tener los papás alemanes (cuyos hijos no veían más de 33 minutos diarios). Los datos pertenecían al año 2012, y muy probablemente los tiempos se habrán incrementado, si no en otros países, seguro que sí en España.

En Estados Unidos tampoco ‘están para tirar cohetes de alegría’, puesto que los preadolescentes (mayores de 8) pasan cuatro horas y media cada día (que se dice pronto); ha sido Common Sense Media quien ha aportado esta referencia que (eso sí) nos habla de la exposición a todas las pantallas, y no solo televisión, pero (y esto lo empeora) con finalidad lúdica. Es decir, los peques norteamericanos pasan esa barbaridad de tiempo, sin contar el acceso a plataformas educativas, las consultas para mejorar la preparación de exámenes, y las búsquedas en el diccionario del smartphone.

¿Por qué os cuento esto?, pues según parece, la Academia Americana de Pediatría, está elaborando unas nuevas recomendaciones para gestionar el uso de tecnología en los hogares, y probablemente éstas estén disponibles para octubre de este año. Actualmente, como sabéis, desaconsejan la televisión en menores de 24 meses, y señalan en un máximo de 2 horas el tiempo dedicado a visionar la pantalla, cuando se trata de niños más grandes.

Han pensado que la realidad actual debe verse reflejada también en esas recomendaciones

Por ejemplo, ahora quieren incidir más en la necesidad de regular el contenido, y a la vez en flexibilizar los consejos sobre el acceso de bebés y niños muy pequeños a medios interactivos. Es un tema sobre el que merece establecer un debate y discusión permanentes, así que aplaudo la iniciativa de la AAP.

En este post comentábamos que la tecnología ha llegado para quedarse, y desde este planteamiento, la máxima autoridad en pediatría de los Estados Unidos, apuesta más por una reducción del daño, que por la evitación. Por otra parte, considero que independientemente de los consejos ‘externos’ los padres debemos plantearnos el modelado como estrategia educativa (los niños hacen lo que ven, ya saben), y la potenciación de las actividades físicas, culturales y creativas en el tiempo libre.

Estaremos pendientes de esas recomendaciones que andan desarrollando al otro lado del Atlántico.

Vía | NPR
Foto | treehouse1977

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *