14 abril 2014 Salud

Niños con teléfono movil

Es muy importante que los padres tengamos cuidado del Síndrome de la Visión Informática, un problema que surge como consecuencia de un excesivo uso de las tecnología que afectan de forma directa la visión. Afortunadamente si se toman las medidas necesarias el problema puede evitarse.

Con el avance de la tecnología los oftalmólogos reciben cada vez más consultas por la cantidad de horas que los niños están expuestos a las diferentes pantallas. Entre las preguntas más frecuentes se encuentra la referida a la cantidad de horas que es aconsejable estar expuestos para que no se dañe la salud visual y para no tener consecuencias en la salud general.

En el caso de los niños no solamente se ve perjudicada la salud visual sino también la psíquica y la manera de relacionarse. Hace poco tiempo se comenzó a hablar del ‘Síndrome de visión informática’, el mismo se refiere a la exposición prolongada a pantallas luminosas a una distancia que no es la apropiada.

Entre los síntomas más frecuentes que aparecen en los niños encontramos: visión borrosa, mareos, dolor del cuello, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz.

Son muchos los profesionales, entre ellos neurólogos, oftalmólogos y pediatras que aconsejan que no se debe permitir más de dos horas al día frente a este tipo de pantalla. Desde la Academia Americana de Pediatría señalan que los menores de dos años de edad no deberían permanecer frente al televisor en ningún momento.

Son muchas las consecuencias sobre el desarrollo de la conducta y el desarrollo psíquico, postural, alteraciones en los hábitos y en los ritmos cardíacos, en especial en los niños menores de cinco años de edad. En ocasiones se confunden los problemas pensando que está presentando problemas de aprendizaje cuando en realidad puede estar sufriendo algún problema en su visión, por ende, un niño que no ve bien no puede aprender bien.

Existen una serie de puntos que se deben tener en cuenta para evitar este síndrome: descanso, distancia prudencial de dos metros, mantener la humedad ocular, correcta iluminación de los ambientes.

Vía | Clarin
Foto | Flickr – Juan Martos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *