24 diciembre 2014 Juguetes y juegos, Opinión

SwingRoller, hemos probado este original kart para peques

Hay un juguete que va a revolucionar las calles y no es un patinete, una bicicleta o una moto, es el SwingRoller. Gracias a Essential Minds hemos podido probarlo en casa y os adelanto que nos ha encantado. Se trata de un original kart sin motor con un funcionamiento sencillo: mediante la presión de uno u otro pie el vehículo avanza serpenteando. Original y divertido.

El SwingRoller no tiene pedales ni cadenas. Es un cómodo asiento con una barra horizontal en el frontal en la que apoyar los pies y en la que se aplica fuerza para moverlo y controlarlo. Dispone de un sencillo freno de mano y dos agarraderas para mayor control. Su llamativo diseño en rojo y con el asiento a cuadros blancos y negros gusta mucho a los peques. Además, casi no ocupa espacio cuando no lo están utilizando, queda en vertical y cabe casi en cualquier sitio.

Ayer mis hijos que tienen 4 y 8 años, habían quedado con unos amigos y aprovechamos para probar el SwingRoller en la calle. Cuando lo saqué a todos les llamó mucho la atención, todos querían probarlo aunque no sabían bien lo que era. Los míos se habían dado una pequeña vuelta en casa y les mostraron lo fácil que es, solo hay que sentarse, apoyar los pies en la barra frontal, sujetarse en las asas laterales y comenzar a disfrutar. En muy poco tiempo todos se hicieron con el manejo del SwingRoller y algunos alcanzaron una buena velocidad. Absolutamente todos quieren incluirlo en su carta a los Reyes Magos. Y no solo ellos, unos cuantos padres que pasaban por la zona, se interesaron por este original kart.

Había dos cosas que me preocupaban un poco, que fuera complejo de manejar para el más pequeño y que el freno no fuera eficaz. No tenía ningún motivo, el peque controla el SwingRoller como si lo hubiera tenido toda la vida, y le encanta. Respecto al freno pasó lo mismo es muy sencillo e intuitivo, solo tienen que levantarlo para que el kart se frene. Está muy bien situado junto a la mano derecha y no ofrece resistencia.

El SwingRoller está pensado para niños de 3 a 14 años por lo que incluye una extensión, que se monta muy fácilmente, con una sola tuerca y una llave Allen, para distanciar la barra horizontal y que sea más cómodo para los más mayores. Al ver sentarse a la mayor pensé que podría tener molestias en el cuello pero el SwingRoller está muy bien diseñado para que el niño mantenga una postura cómoda y ergonómica. Un 10 en diseño y, según los peques encuestados, otro 10 en diversión.

Solo un pero o mejor una advertencia, aunque el SwingRoller es muy seguro, hay que procurar que el niño no se meta bajo una silla o un banco en el parque. Al ir tan a ras de suelo, las piernas caben por cualquier sitio, pero no la cabeza y nos podemos llevar algún susto, al menos hasta que coja la suficiente soltura.

Como podéis imaginar mis niños están rehaciendo su carta a los Reyes, si en tu casa sucede lo mismo, dile a Sus Majestades que si nos dejan un comentario en el blog y hacen la compra a través de este link, tendrán un descuento y así el SwingRoller llegará a más casas esta Navidad.

Página Oficial | Essential Minds

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • ¡Genial artículo y muy divertido el Swingroller! Desde Essential Minds esperamos que los papás se animen a comprar este nuevo producto a sus pequeños éstas Navidades. ¡Los niños quedarán encantados con esta sorpresa! :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *