8 consejos para favorecer el descanso de los niños cada noche

8 consejos para favorecer el descanso de los niños cada noche

Escrito por: Maite Nicuesa    28 marzo 2024     3 minutos

¿Cómo favorecer el descanso nocturno de niños y niñas para mejorar su cuidado y bienestar? ¡Consejos clave!

Existen diferentes factores que pueden potenciar de forma positiva el descanso infantil o, por el contrario, interferir en la rutina del sueño. ¿Cómo favorecer el descanso de los niños cada noche? En El Blog Infantil te proponemos ocho consejos de ayuda:

1. Espacio ordenado

El orden en la estancia repercute directamente en la estética del cuarto. También incide en la seguridad y, por supuesto, en el descanso.

2. Silencio en la casa

Eso no quiere decir que tenga que haber un silencio absoluto para que los hijos puedan descansar. La vida en el hogar no se detiene cuando ellos se acuestan. Muchos parejas aprovechan ese momento para ver una serie o hablar sobre temas comunes. Sin embargo, el volumen de la televisión o el propio tono de voz debe ser bajo.

3. Habitación libre de pantallas

El dormitorio infantil puede integrar diferentes zonas, además del área de descanso. Puede contar con un lugar de juegos y un rincón destinado al estudio. Sin embargo, es recomendable que en este espacio no haya pantallas ni tecnología puesto que puede convertirse en un foco de distracción.

Consejos Practicos Para Favorecer El Descanso De Los Ninos Cada Noche

4. Despedir el día en familia

Muchas familias tienen dificultades para que sus horarios encajen con más facilidad durante el día. Por ejemplo, actualmente es habitual que los niños coman en el comedor escolar. Por ello, la cena adquiere una relevancia especial en hogares integrados por familias con hijos.

5. Rutinas que se mantienen

Construir una rutina a largo plazo requiere de constancia, firmeza y determinación en el cumplimiento de unos horarios. Esas rutinas son más flexibles durante el fin de semana o las vacaciones, sin embargo, el cambio tampoco debería ser muy drástico. La rutina crea la base y el contexto deseado para priorizar lo más importante: el cuidado personal y el descanso.

6. Acompañamiento emocional

El momento de ir a dormir también tiene un significado a nivel personal. Por ejemplo, la noche está acompañada por la despedida de los seres queridos. Por otra parte, los niños también pueden experimentar algún tipo de temor en este contexto como el miedo a la oscuridad. El acompañamiento emocional está en conexión con el uso de palabras positivas y la cercanía emocional.

7. Ejercicio físico y contacto con la naturaleza

El descanso nocturno y la actividad diaria muestran una clara diferenciación entre el horario que está acompañado por la luz solar y la oscuridad. A este respecto, conviene potenciar el ejercicio físico, el movimiento y el contacto con la naturaleza durante el día. Por ejemplo, los juegos al aire libre y los paseos en familia mejoran el descanso nocturno durante la noche.

Consejos Para Favorecer El Descanso De Los Ninos

8. La ventilación de la estancia es fundamental

El orden y la limpieza inciden en el cuidado del espacio. Pues bien, existe otra rutina que influye favorablemente en la estancia y en el descanso nocturno: es importante ventilar el cuarto de los niños cada día (así como el resto de la casa).

Aprender a dormir y a descansar también es un aprendizaje. Un aprendizaje que está acompañado por rutinas y hábitos. Aunque en ocasiones también es recomendable consultar el criterio de profesionales especializados porque también pueden surgir obstáculos y dificultades.


Comentarios cerrados