El ardor de estómago en niños

El ardor de estómago en niños

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    20 julio 2017     Sin comentarios     3 minutos

En la siguiente entrada te contaremos las causas y los síntomas más frecuentes del ardor de estómago en los peques.

En la siguiente entrada te contaremos las causas y los síntomas más frecuentes del ardor de estómago en los peques. Tener ardor o acidez estomacal cuando se es adulto puede ser bastante frecuente, especialmente cuando se han ingerido determinados alimentos.

Si un adulto ingiere ciertos alimentos, horas más tarde comenzará a doler la parte alta de la tripa y se tendrá la sensación de que el estómago se encuentra revuelto Pero en los niños esto puede variar.

Si bien los síntomas, en la niñez, pueden ser parecidos el ardor o la acidez que sube desde el estómago podría tener diferentes causas. Este problema se denomina ´pirosis’. Por otro lado existe un malestar que se llama ‘dispepsia’, se trata de un malestar en la parte alta del abdomen, una sensación de empacho e indigestión.

Dentro de las causas más frecuentes podemos mencionar una alimentación inapropiada.

Dentro de las causas más frecuentes podemos mencionar una alimentación inapropiada, especialmente cuando se come en exceso chocolate o alimentos que sean ricos en grasas y azúcares refinados. Lo que puede llegar a suceder es que el músculo que se encuentra en la entrada del estómago lleva a perder el tono o no tiene la capacidad de contener los jugos gástricos mezclados con los alimentos. El músculo del que hablamos se llama cardias y el contenido del estómago que alcanza la parte inferior del esófago se denomina reflujo gastroenteritis.

Diferentes reflujos en la niñez

En términos generales podemos diferenciar tres diferentes tipos de reflujo gastroenteritis El fisiológco es el que sucede en todos los lactantes, esto sucede ya que los bebés aun no tienen formado el esfinter esofágico inferior. Esto genera que los lactantes regurgiten frecuentemente. No existe nada malo con ello, salvo que empiecen a afectar la talla, el peso y el total desarrollo del bebé.

Otro tipo de reflujo es el ocasional, se provoca cuando no se ha tenido cuidado con lo que se ingirió, solo una consecuencia de excederse con el picoteo. No genera ningún problema, y al volver a la dieta sana y habitual se mejorará el cuadro.

Y, por último, nos referiremos al reflujo patológico. Se trata del reflujo que aparece como consecuencia de alguna enfermedad, en estos casos será muy importante poder diagnosticarlo y tratarlo. Es normal que los niños que sufren de reflujo patológico lo tengan más de 3 veces a la semana y sin desencadenantes alimentarios claros.

No será necesario preocuparse si el niño pequeño termina echando un poco de leche después de la toma, esto es normal. Pero se tendrá que prestar atención en el caso de que cada vez que coma se queja de un ardor en el estómago. Si lleva una dieta sana y equilibrada y tiene ardor estomacal frecuente lo ideal será consultar con el pediatra.

Vía | Drugs
Foto | Pixabay – Adibreit


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.