La circuncisión bajo la lupa

La circuncisión bajo la lupa

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    1 agosto 2012     Sin comentarios     2 minutos

Un comentario realizado en Alemania ha vuelto a traer el tema de la circuncisión, de cuando es conveniente o no desde el punto de vista médico.

Recientemente, desde Alemania, se ha considerado a la circuncisión como un ritual arcaico y bárbaro. Esto ha causado una polémica entre las comunidades que realizan esta práctica.

Desde la Asociación Española de Pediatría, Javier Gonzáles de Dios se asegura que las intervenciones quirúrgicas a niños por fimosis se reducen a casos aislados, asegurando que: “Yo mismo, en mis 25 años de profesión, no he tenido que operar más que a un niño“. En la actualidad los casos de fimosis son tomados como algo natural y se controla para ver si el problema va desapareciendo por sí sola.

Recordemos que la fimosis es un estrechamiento de la apertura del prepucio, que se encuentra pegado al glande. Normalmente cuando los pequeños alcanzan los cuatro años de edad el 80 por ciento de los pequeños puede retraer el prepucio sin problemas, los demás lo conseguirán unos años más tarde solo un porcentaje menor al uno por ciento no lo consigue.

Lo más sensato es no realizar, en estos casos, una circuncisión. En el caso de que sea necesario hacer una intervención se aconseja que esta sea realizada por un profesional. En España esto es realizado por urólogos o cirujanos. En el caso de que sea parte de un ritual religioso se realiza en ámbitos privados.

También debemos saber que en algunas clínicas de ciudades como Barcelona o Madrid se realiza la circuncisión como marca la costumbre antes de que la madre y el pequeño reciban el alta médica.

Existen dos tipos de cirugías de este tipo, una denominada Gamko, que se realiza mayoritariamente en Estados Unidos, mediante la cual se coloca anestesia local mediante dos anillos metálicos que cortan el prepucio por presión (este método está prohibido por la ley judía, a pesar de eso es la más usada). Otro método, más usado en España, es la circuncisión tradicional, para la que se emplea anestesia general y consiste en cortar la piel y dar puntos en el prepucio.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Mailena


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.