Cómo verificar que oye bien

Cómo verificar que oye bien

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    8 abril 2013     Comentario     2 minutos

Desde nuestro hogar y desde la escuela debemos prestar atención a algunos síntomas mediante los cuales podemos detectar si nos niños tienen problemas de audición. Uno de los ejemplos más claros es cuando uno los llama y no se den vuelta ni responden.

Existen diferentes signos gracias a los cuales podremos darnos cuenta si los niños tienen algún problema en su audición. Uno de los más frecuentes es que no reacciona su uno lo llama, ni respeta órdenes sencillas.

Es importante que si notas síntomas de que tu hijo no oye bien lo lleves rápidamente al médico, cuanto más tiempo dejes pasar más serios serán las consecuencia. En la actualidad a la mayoría de los bebés y niños se les realizan pruebas de audición o cribado auditivo, si nunca se hizo una audiometría no estará demás hacerla.

Uno de los problemas más serios es si los problemas auditivos, o la pérdida, se dan en forma progresiva y comienza a manifestarse en etapas posteriores del desarrollo del niño.

Desde la asociación Clave, dedicada a la atención a la deficiencia auditiva, se aconseja a los padres que observen con atención las etapas críticas del desarrollo del niño. Algunos de los puntos que debes tener en cuenta son:

  • Si a los dos años de edad no entienden órdenes simples sin tener un apoyo visual.
  • A los tres años no llega a encontrar la fuente de sonido y no tienen la capacidad de repetir frases fáciles.
  • Es fundamental que observes si a partir de los cuatro años no comienza a contarte lo que le pasa o si a los cinco años no puede participar de una conversación con los padres, adultos u otros niños. O si pregunta ‘¿qué?’ muy frecuentemente.
  • También debes estar atento si te pide o pone la televisión a un volumen muy alto, o si orienta la cabeza hacia la fuente de sonido o mira muy fijo a la persona que le está hablando.

Muchas veces debemos preguntarle a su maestra si observa alguno de estos comportamientos en el aula, en donde el ambiente puede ser más ruidoso que el de tu casa. En esos casos se fijan si los niños entienden de forma errónea lo que se les dice, están desatentos en las tareas que necesitan ser escuchadas, tiene problemas con algunos sonidos (como la s, f, z, ch).

Vía | ABC
Foto | Flickr – Juan Loboluna


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.