Controvertida portada de Vogue con niñas modelo excesivamente sensuales

Controvertida portada de Vogue con niñas modelo excesivamente sensuales

Escrito por: Belén    19 enero 2011     4 Comentarios     2 minutos

Casi todas las niñas juegan en algún momento con los tacones y el maquillaje de su madre. A fin de cuentas es su referencia y los juegos de imitación son habituales y beneficiosos en la infancia. Multitud de fotógrafos han captado esos momentos, más o menos espontáneos, vistiendo a niñas con vestidos enormes, collares que les dan mil vueltas, maquillaje mal puesto y tacones en los que les cabrían los dos pies. Nada de esto tiene mucho que ver con la portada de Vogue Paris Cadeaux de diciembre / enero.

En la portada y el reportaje aparecen niñas de entre 5 y 8 años vestidas con ropa de su talla de alta costura, con zapatos de tacón de su número, joyas de grandes diseñadores a su medida, maquilladas perfectamente y en posturas claramente sensuales. Lógicamente la polémica no ha tardado nada en estallar, aunque eso sí, se han vendido todos los ejemplares. Curiosamente ha coincidido con el cambio de dirección en la revista.

No me gusta la moda, no la sigo ni me interesa lo más mínimo que se va a llevar. Quizá por eso no entiendo que se pretende con esta portada. Si es causar polémica y que se hable de la revista, lo han logrado pero me parece una forma muy rastrera de hacerlo. Si los importantes diseñadores quieren mostrar su ropa y complementos de forma diferente, no parece la mejor. No se si pretenden mostrar a las futuras fashion victims, que sus tallas son tan pequeñas que le quedan bien a las niñas o que sus diseños consiguen sexualizar a cualquier mujer, incluso cuando aún no lo es.

Pero más allá de la dirección de la revista, las marcas que participan o el fotógrafo, lo lamentable es que estas niñas tienen unos padres que permiten que posen imitando a una mujer que no tiene nada de que vanagloriarse. En esas imagenes hay niñas que han trabajado durante horas, a las que se ha expuesto a la opinión pública y no precisamente por algo loable. Detrás hay unos padres que estarán muy satisfechos porque sus pequeñas han salido en la portada del Vogue, como auténticas busconas de lujo, sí, pero en la portada de Vogue. Si los pedófilos les agradecen el regalo no es problema. Si sus niñas han entrado en un mundo que no les corresponde, tampoco. Si su piel es demasiado sensible para el maquillaje, sus pies y su columna demasiado débiles para los tacones o su mente demasiado inmadura para exponerlas, no hay problema.

¿Dónde están los protectores de los niños? Hablo de esos a los que tanto les importa si tienen unos kilos de más o si mamá les grita por portarse mal.

Vía | 20 Minutos
Foto | FundaJeremías


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.