Las gafas de la Infanta Sofía

Las gafas de la Infanta Sofía

Escrito por: Belén    27 enero 2013     8 Comentarios     2 minutos

Cuentan en los foros que la niña las necesita pero en público no las lleva por cuestión de imagen. Es tan absurdo que cuesta creerlo. ¿Será verdad?

El papel couché no es lo mío, no sigo la actualidad rosa de nuestro país, ni del extranjero. En casa la única tele que se ve de día son canales infantiles y de noche nuestras preferencias no incluyen los programas de “cotilleo”. Respecto a las revistas no las he comprado jamás y como ya no puede una ni ir a la pelu, no se ni las que se publican. Mi única referencia de este mundillo (con todo mi respeto) es lo que leo a mis compañeros de La Cosa Rosa, quienes tienen una gran habilidad para tentarme con sus artículos.

Os lo cuento porque no se si hablo de algo cierto. Hoy buscando otra cosa en Internet he llegado a un foro en el que discutían sobre el pelo de las Infantas Leonor y Sofía, hay quien dice, al parecer, que su mamá les aclara e incluso tiñe el pelo, además de alisárselo a diario. Me cuesta tanto creer que alguien someta a sus hijas a semejante tortura por no ver su belleza natural que, prefiero pasarlo por alto. Pero me llama más la atención lo que he leído de que Sofía necesita gafas pero no las usa en público.

Si eso es cierto, cosa que también dudo porque no cuadra tanta superficialidad con gente de esa preparación, si esta niña necesita utilizar gafas para ver correctamente y no se las ponen por cuestión de imagen, me parece una barbaridad. En primer lugar para la pobre niña, ya que no todas, pero muchas de las patologías oculares empeoran si no se tratan correctamente. En segundo lugar porque le están transmitiendo el mensaje de que las gafas son por una tara, algo que hay que ocultar, algo que le resta perfección y belleza.

Cada uno que haga lo que le plazca siempre que no dañe a sus hijos. Pero, además estas niñas son personajes públicos, lo quiera o no su madre, su padre o los directores de las revistas. Pocos niños admiten de buen grado llevar gafas, y es una pelea cariñosa diaria. Mi vida te sientan genial, enmarcan esos preciosos ojazos, son por tu bien… Pero por desgracia los mensajes de las revistas sobre los ideales de belleza llegan, incluso a los niños. Y esto solo añade una traba más para conseguir que tus hijos se las pongan. ¿No te parece?

Foto | La Cosa Rosa


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.