Receta para niños: Velas de canelones

Receta para niños: Velas de canelones

Escrito por: Sacra    19 julio 2012     Comentario     2 minutos

Una receta clásica que se convierte en toda una aventura entre velas

Y seguimos con las recetas divertidas para los niños, de esta forma cualquier plato de los más nutritivo va a convertirse en toda una aventura con la que imaginarse historias importantísimas y divertidas. Además podemos pedirles, por aquello de que vayan cogiendo destreza y gusto por la gastronomía, que nos ayuden a elaborarlas, seguro que lo pasarán bomba y así los tendremos entretenidos un buen rato.

Se trata de una receta clásica pero que, gracias a su presentación, vamos a conseguir que nuestro pequeño, que quizás presenta cierto rechazo por algunos alimentos, se anime a probarlos. Unos canelones de toda la vida pero que van a presentarse como si se tratara de majestuosas velas. Su elaboración es muy sencilla y los ingredientes facilísimos de conseguir. Aquí os dejo todos los pasos.

Ingredientes: 1 cebolla pequeña, 4 cucharada de salsa de tomate, 16 láminas de canelones, 250 gramos de carne de pollo picada, agua, aceite, 2 vasos de leche, 2 cucharadas de harina y 2 cucharadas de mantequilla.

Modo de hacerlo:

  • Lo primero es cocer las láminas de canelones. Las introducimos en agua hirviendo con una cucharada de aceite y esperamos a que estén blandas, sumergimos en agua fría y secamos con un paño. También las hay preparadas que no necesitas cocer y sólo sumergiéndola en agua caliente durante unos minutos están listas.
  • El siguiente paso es hacer el relleno, para ello pondremos en una sartén una cucharada de aceite donde pochamos la cebolla cortada muy fina, cuando esté blandita añadimos la carne picada, añadimos la salsa de tomate y rehogamos.
  • Dejamos que se enfríe un poco y rellenamos los canelones.
  • Ahora vamos a hacer la bechamel. En una sartén ponemos la mantequilla y esperamos que se derrita. Añadimos la harina y vamos moviendo firmemente para que no se hagan grumos y añadiendo, lentamente, la leche, hasta formar una pasta homogénea, suave y sin tropezones. Si ves que queda con demasiado sabor lácteo, puedes utilizar 1 vaso de leche y otro de agua.
  • Colocamos los canelones en forma de velas sobre el plato y vertemos la bechamel, que habremos dejado enfriar un poco. Podemos adornar con algún fruto seco picado, pero llevando mucho cuidado para que los niños no se atraganten con ellos.

Vía | Ser Padres


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.