12 septiembre 2015 Educación

Ruido en las aulas

No es un problema nuevo, aunque tampoco solemos prestarle mucha atención, hablo de un problema acústico en las aulas de nuestro país: el ruido excesivo. De hecho no es una situación localizada sólo en España, porque estudios realizados en Argentina y Alemania, señalan que los niveles en clases normales de Educación Primaria rondan los 70 a 77 decibelios. En el ámbito laboral hay recomendaciones claras: ‘si se superan los 55 decibelios, se pierde la concentración’, es lógico pensar que los niños (probablemente más sensibles por estar desarrollándose) sufran con el exceso de ruido.

Habrá quien se adapte bien, y otros peor, por ejemplo mi hijo mayor se pone muy nervioso si está en un aula ruidosa, es incapaz de trabajar y de mantener la calma. Pero además de las diversas situaciones individuales que nos podamos encontrar, desde Oir es CLAVE, nos alertan de estas aulas podrían ser factor favorecedor del fracaso escolar

Los alumnos no pueden oír bien las explicaciones, los profesores acaban agotados y con dolor de garganta, al final la situación no es agradable para nadie; por si fuera poco el ruido estresa y hace que nos sentamos inseguros. Pero ¿cuál es la solución?

Parece que todavía tenemos pendiente aprobar espacios acústicamente accesibles, y eliminar el ruido de fondo. Se debe pensar en todos los alumnos, pero especialmente en los que su lengua materna no es la utilizada en el colegio (y llevan poco tiempo viviendo en el lugar), tengan problemas de audición, o estén sufriendo una otitis.

Desde CLAVE proponen más concretamente el recubrimiento de paredes, suelo y techos con materiales que absorban el sonido, fuentes de luz silenciosas, aulas distantes de la calle o recuentos deportivos, y mayor concienciación de la sociedad, que facilite la implantación de cambios.

Foto | woodleywonderworks

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *