23 enero 2011 Juguetes y juegos, Webs

Cambiar de juguetes en Internet

Apenas hace unos días que los Reyes Magos han pasado por nuestras casas para dejarnos un buen número de juguetes que, en la mayoría de los casos, se corresponden con aquellos que los niños dejaron reflejados en sus cartas. Objetos lúdicos que provocan ilusiones, fantasías y sorpresa con las que disfrutar de un tiempo de ocio tan necesario como requerido. Pero al igual que nuestras criaturas reciben estos presentes con desaforada alegría, también los olvidan con la misma rapidez.

Es el deseo de la novedad o la necesidad constante por cambiar, experimentar y buscar nuevos estímulos en otros objetos, lo que hace que los juguetes que hoy son insustituibles se convierten mañana de repente, en innecesarios. Así nos encontramos con que podemos ir acumulando juguetes nuevos a los que nuestros niños ya no dedican ni un minuto de su tiempo. También están aquellos otros que se les han ido quedando pequeños o ya no les divierten por ser demasiado infantiles. Para deshacernos de ellos sin sentirnos culpables, como en tantos otros temas, existe la gran ventana de Internet.

Navegando por el inmenso océano de este gran mundo, nos hemos encontrado con dos soluciones económicas para deshacerte de los juguetes que ya no usen y, al mismo tiempo, conseguir aquellos que puedan ilusionarle de nuevo.

La noche de los niños. En esta web puedes intercambiar los juguetes por otros, además de hacer amigos. Sólo tienes que hacerle una foto al objeto, contar las características que quieras ofrecer y colgarlo en la página. Eliges el que te guste y te pones en contacto con el niño que lo ofrece. Así de sencillo. Además supone una forma interesante de fomentar en nuestros niños el trueque que resulta una forma ideal alternativa contra el consumismo.

No lo tiro. Aunque se trata de una página en la que hay de todo, los juguetes forman una parte muy importante de lo ofertado. Aquí se trata de regalar todo aquello que ya no nos resulta útil. Pequeños objetos que para ti son innecesarios pero que a otro le pueden ser de mucha utilidad. Los podemos encontrar en nuestra propia ciudad, comunidad autónoma y así, al mismo tiempo, nos ahorramos el transporte.

De todos modos nunca hay que perder de vista las distintas asociaciones benéficas y ONG’s que se dedican a recaudar objetos usados para ayudar a las familias con necesidades. Seguro que en tu ciudad hay alguna que puede aliviar las necesidades de diversión de muchos vecinos tuyos.

Vía | Edukame

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *