26 septiembre 2012 Educación

El proyecto persigue la excelencia educativa

La educación en cuanto asignaturas y diferentes materias es necesaria e imprescindible para nuestros hijos pero personalmente, lo más importante según mi punto de vista son valores esenciales como el respeto, la igualdad, la humildad y la solidaridad. Los padres son los principales responsables para que estos valores arraiguen en los pequeños pero ¿es posible que también aprendan educación cívica y ambiental en el colegio?

Aunque en ocasiones creamos que conseguir el equilibrio entre estos dos tipos de educación, la verdad es que no se trata de ninguna utopía o por lo menos eso es lo que nos ha enseñado durante más de veinte años el Colegio de Educación Infantil y Primaria Manuel Riquelme. Este cole lleva mucho tiempo incorporando a sus horas lectivas una serie de iniciativas que han conseguido el reconocimiento de Proyecto de Calidad Mundial por la Unesco.

En este colegio de Hurchillo, una pedanía de Orihuela, han apostado por una enseñanza de educación cívica y ambiental para conseguir una “excelencia educativa”. Todas las mañanas los niños gracias a su estación meteorológica apuntan la presión atmosférica, la humedad o la temperatura consiguiendo a través del juego una pequeña introducción a la estadística.

Otra de sus actividades es la recolección de frutas y verduras del huerto que ellos mismos trabajan y que venden a la cafetería mediante su cooperativa “La Casita Verde”. La mitad de los fondos que recogen van destinados a Unicef, y la otra pequeña parte que sobra se la quedan los socios de la cooperativa, es decir, los niños. Ahora tienen en marcha otra iniciativa solidaria: elaborar jabones y perfumes con las esencias de las plantas del monte de Hurquillo. Los beneficios también serán donados.

La concienciación sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y sus recursos naturales también es tratada en este colegio. Algunas de las campañas que han llevado a cabo son la brigada ambiental de padres o la campaña para ahorrar agua en el uso del inodoro. Además de todo esto tienen otras jornadas muy interesantes como “El Día de los Abuelos” o “El Día de la comida orgánica”. Parece ser que los colegios perfectos sí son posibles.

Vía | El Mundo
Foto | Las Provincias

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *