1 junio 2017 Opinión

La importancia de tener niños tranquilos

Sabemos que los padres somos responsables del estilo de vida de toda la familia, la manera en que se criarán a los niños será responsabilidad de los padres. Sabemos que, por el estilo de vida, en ocasiones, se complica acomodar los espacios y los horarios, pero eso no implica que se pueda descuidar la educación de los hijos.

Con un poco de esfuerzo se podrá acomodar el tiempo que se usa a favor de los pequeños. En algunos casos será necesario realizar un balance, encontrar una armonía para la familia.

Los pequeños son más felices y se desarrollan mejor si llegan a tener el tiempo y el espacio para descubrir el mundo que los rodea. La idea que se tenga sobre la tranquilidad y la felicidad serán individuales y, en muchos casos, abstractas, pero al simplificar muchos aspectos de la vida familiar, evitando el estrés, se podrá conseguir más tranquilidad.

Los pequeños son más felices y se desarrollan mejor si llegan a tener el tiempo y el espacio para descubrir el mundo que los rodea.

Si los niños hacen una cantidad limitada de actividades, tienen menos juguetes y menos excesos se estará evitando la sobre estimulación, tanto para él como para su familia. Las cosas simples son más importantes.

Los diferentes trastornos de conducta que podemos ver en la actualidad se relacionan con pequeños que tienen demasiadas actividades, demasiados juguetes, demasiado tiempo frente a las pantallas Los niños vivirán con una estimulación extra, lo que generará que terminen exhaustos. Esto es un tema del que deberemos reflexionar si queremos que nuestros niños sean más tranquilos.

Cuando depuramos las actividades con alto grado de estrés y la cantidad de juguetes volveremos a enfocarnos en crear un ambiente familiar adecuado. Así, los niños podrán entretenerse de manera distinta, incentivándolo su creatividad.

Los adulto, por nuestra parte, tendremos que realizar ajustes a la agenda, priorizando eventos sociales, familiares, escolares, solo ir a los que son realmente necesarios. Ir a todos lados provocará estrés, gastos innecesarios y un mal uso del tiempo. Los adultos también necesitamos tiempo para no hacer nada, para lograr tranquilizarnos. A partir de la selección de las actividades solo se deberán realizar las que son muy importantes y urgente y después pasar un tiempo en casa, en familia, disfrutando con los hijos. ,

Ir de un sitio a otro podrá ser bastante estresante para los más pequeños, en ocasiones se podrán realizar las actividades, pero en otros casos no. Si actuamos como ejemplo podremos ver que los niños aprenderán a elegir las cosas que les hagan bien, aprenderán a disfrutar de la calma, la soledad y las cosas simples de la vida.

Si tu hijo es tranquilo es fundamental educarlo sin caer en la sobreprotección, esos requerirán todo el amor y la disciplina, como todos los niños de su edad. Pero tenemos que tener en cuenta que estos niños pueden llegar a ser más sensibles e intuitivos, no tendrán problemas de tener amigos gracias a su capacidad de empatía, pero podrán ser más tímidos a la hora de expresar sus emociones.

Vía | Embarazo y maternidad
Foto | Pixabay – Taniadimas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *