27 mayo 2017 Salud

La importancia de una correcta elección

Elegir un buen pediatra es muy importante, además de brindarnos todos sus conocimientos sobre temas médicos nos permitirá sentirnos tranquilos a lo largo del crecimiento y desarrollo de nuestro pequeño.

Esta es una decisión muy importante que no deberá ser tomada a la ligera. Pensamos que durante el primer año al menos iremos a su consultorio unas seis veces y a los largo de la niñez deberemos realizar continuos controles. La elección se podría complicar o requerir más trabajo si no conoces ningún profesional del área, un tema que deben afrontar todos los padres primerizos. Generalmente los hermanos menores continúan su atención con el mismo profesional de confianza.

Algunos padres comienzan a buscar médico incluso antes del nacimiento, cuanto antes se tome la decisión de buscarlo antes se podrá juntar información y pensar sobre el tema. Un punto importante será realizar un completo listado. Recuerda que los médicos pediatras se han especializado en la atención de niños, al dedicarse exclusivamente a ellos contarán con una gran experiencia y conocimientos sobre temas médicos infantiles.

Algunos padres comienzan a buscar médico incluso antes del nacimiento.

Otros padres prefieren los médicos de cabecera, en este caso estamos frente a profesionales especialistas en medicina familiar, los mismos podrán atender a todos los miembros de la familia, desde los recién nacidos hasta los abuelos. Una ventaja de esta elección es que el profesional estará familiarizado con las cuestiones de la salud de todas las generaciones conociendo, por ejemplo, las enfermedades genéticas.

Sabemos que cada padre buscará diferentes cosas en los médicos, cada uno considerará lo que es más importante. Pensemos que lo que es fundamental para una persona no lo es para otra. A continuación te brindaremos algunos putos que podrás tener en cuenta en la elección: ver como reaccionan los niños frente a él, saber si está capacitados acerca de los últimos avances médicos, si le molesta o no responder preguntas, si le dedica el tiempo necesario para atender a cada uno de los pacientes, si sabe interpretar y responder a las inquietudes de los padres.

En base a la información que obtengas y a las respuestas a las preguntas anteriores podrás seleccionar algunos pocos médicos, al quedar un listado muy reducido podrás dedicarle tiempo para conocer a cada profesional en persona.

Verifica, en primer lugar, que los médicos que pre seleccionaste acepten pacientes nuevos. Analiza la ubicación de sus consultorios, en ocasiones pensamos que estamos frente al médico ideal pero llegar a su consultorio puede demorar tanto tiempo o quedar tan trasmano que será más una complicación que una solución

Visita el consultorio de los candidatos más apropiados. Seguramente con un simple encuentro en persona te demostrará si estamos frente a un médico sensible, cálido y profesional. En la mayoría de los casos el médico estará a gusto de brindarte una entrevista, pero en ciertos lugares te cobrarán la visita.

Vía | Health children
Foto | Pixabay – Myriams fotos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *